Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venta de vivienda cae un 7,5% pese al repunte de final de año

Los pisos de segunda mano lideran el mercado inmobiliario en Gijón, con subida de precios en plena pandemia sanitaria

Un piso en venta en la avenida de la Argentina.

Un piso en venta en la avenida de la Argentina. Marcos León

La pandemia lo trastocó todo en 2020. Incluido el mercado inmobiliario. La obligación de confinarse hizo a los gijoneses, como al resto de los españoles, poner en valor la casa sobre la calle, pero el impacto socioeconómico negativo de la crisis sanitaria le puso freno a las opciones de compra de muchas familias. Y repensar en muchos casos la posibilidad de cambiar de vivienda, ya sea en propiedad o en alquiler, por mucho que se quisiera un balcón, una terraza o un jardín ante futuros confinamientos. Al contrario que en la anterior crisis no ha sido la construcción el sector económico peor parado, pero el contexto general ha repercutido en el mercado de una forma muy diversa según ciudades.

Los últimos datos oficiales del Ministerio de Vivienda sobre transacciones inmobiliarias, que se hacen de forma trimestral en base a los datos facilitados por el Colegio de Notarios y en este caso se refieren al tercer trimestre del año pasado, dejan claro que la compraventa se animó en los últimos meses pero no tanto como para compensar la caída general que generó ese confinamiento con paralización total de la actividad económica no esencial que trajo la primera ola del covid-19. A lo largo del tercer trimestre del año 2020 se registraron un total de 746 ventas de pisos y casas en Gijón. Un 23,9% más que en el mismo periodo del año anterior, que fueron 606, pero en la suma total las transacciones inmobiliarias registradas en la ciudad en septiembre por el Ministerio eran 1.973 frente a las 2.135 del mismo periodo del año anterior. Una caída del 7,59%.

Esa línea descendente se observa también en Oviedo y Avilés, donde la caída del año a fecha de septiembre estaba en el 6,6 y el 8,2% respectivamente. Eso sí, en ambos casos la subida del tercer trimestre fue superior a la de Gijón, aunque sigue siendo Gijón la ciudad asturiana que más ventas registra. En los tres primeros trimestres del año pasado fueron 1.973 frente a los 1.587 de Oviedo.

Es cierto que los datos de los meses más recientes publicados por el INE dan lugar a la esperanza y que la tradición marca que es en el último trimestre del año cuando se compran más viviendas, pero la realidad es que, cada ola de covid se ha ido llevando una parte de la capacidad de los bolsillos de muchos gijoneses para enfrentarse a adquisiciones importantes como las de una vivienda.

Lo que no ha cambiado en 2020 con respecto a años anteriores es el protagonismo del mercado de segunda mano sobre el de vivienda nueva. Al contrario, ha ido a más. En ese tercer trimestre del año pasado solo se vendieron 50 viviendas nuevas frente a 696 de segunda mano. Un contundente 93% de presencia de la vivienda usada. A lo largo de los tres primeros trimestres del año, y sobre un total de 1.973 transacciones registradas de manera oficial, de vivienda nueva solo fueron 351, lo que supone un escaso 17,7% del total. El registro hace distinciones también entre la vivienda libre y la protegida, con una aplastante presencia de la primera sobre la segunda: 1.848 frente a 125.

Precios hacia arriba

Ese interés por la vivienda usado y el tirón de las ventas en el verano tuvieron su reflejo en los precios con una subida que se refleja en varios estudios. Un informe específico sobre vivienda de segunda mano de la firma Idealista detectaba una subida de precios que, en ese tercer trimestre, fue del 4% en Gijón: unas décimas por debajo de la media autonómica fijada en un 4,4%. Los precios más altos de ese informe estaban en Gijón, con 1.682 euros el metro cuadrado y Llanes, con 1.648.

Otra firma del sector, Fotocasa, detectaba en ese momento en Gijón una variación interanual positiva de los precios de la vivienda del 5,9%, lo que colocaba el precio del metro cuadrado en 1.806 euros. La segunda cifra más alta de Asturias solo por debajo de los 1.845 euros de Llanes y por encima de los 1.771 de Castrillón, los 1.734 de Gozón y los 1.658 de Oviedo. Eso en vivienda nueva porque en vivienda de segunda mano la subida en Gijón se estimaba en un 6,3%. Esa misma inmobiliaria también da pistas en uno de sus más recientes informes sobre el alquiler en Gijón, con una subida anual en 2020 de un 6,3% sobre una media en Asturias del 7,8%, que es la mayor subida en seis años. El metro cuadrado en alquiler en Gijón por mes está en 8,76 euros frente a los 7,94 de Oviedo.

Y una curiosidad en base a estos informes de plataformas del negocio inmobiliario. En el hipotético caso de que todas las viviendas de España salieran al mercado su valor global sería de 4,1 billones de euros. El valor de Gijón sería de 22.000 millones. Entre los 25.000 de Vigo y los 18.000 de Hospitalet de Llobregat en la parte alta de las ciudades que no son capital de provincia.

Compartir el artículo

stats