Un joven de 23 años de edad ha sido detenido por la Policía Nacional después de asaltar a martillazos dos comercios del barrio de El Llano en Gijón. Fue detenido cuando se cambiaba de ropa para tratar de despistar a los agentes que le perseguían.

Los policías acudieron al barrio de El Llano de Gijón avisados por los responsables de una pizzería que habían visto a un joven golpear con un martillo los cristales de una tienda de telefonía para poder acceder a su interior. El autor había huido sin conseguir su objetivo ya que el ruido había alertado a varios vecinos que le habían recriminado su acción delictiva.

Minutos después esta persona volvió a actuar en una tienda de ropa de la que sustrajo una cazadora de piel negra. Había fracturado la luna del escaparate con un martillo y se había apoderado de la prenda que estaba puesta en un maniquí. Fue interceptado cuando se estaba poniendo la chaqueta con la intención de despistar a los agentes que buscaban a un joven vestido de rojo según la descripción aportada por los testigos.

Al arrestado se le intervino una mochila en la que llevaba herramientas-alicates, tijeras, martillo, cúter- numerosos productos de perfumería y belleza y accesorios tecnológicos de los que no supo dar razón de su procedencia y que posteriormente se comprobó que habían sido sustraídos al descuido de una tienda de complementos.

El detenido de 23 años de edad, vecino de Gijón, tenía antecedentes por daños y hurto. Pasó esta mañana a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Gijón.