La necesidad de actualizar una normativa fijada hace treinta años para adecuarla a la realidad vigente, la urgencia de facilitar el desarrollo de importantes proyectos de futuro previstos para ese territorio y el interés social y político por dinamizar y revitalizar el casco histórico de Gijón han llevado al gobierno municipal a decidir poner en marcha ya la revisión del planeamiento urbanístico que regula Cimadevilla. De hecho, el compromiso anunciado en comisión ayer por José Luis Fernández, edil de Urbanismo, es que la licitación de esa revisión se hará lo antes posible.

Una revisión que no solo afecta al plan especial de Cimadevilla aprobado el 2 de julio de 1992. También al plan de protección y reforma interior del Cerro de Santa Catalina fechado en marzo de 1987. Ambos textos urbanísticos se reformularán en un solo documento que tenga en cuenta, se recuerda desde el equipo de gobierno, tanto las transformaciones ya ejecutadas a lo largo de los años como “los actuales objetivos generales de regeneración, rehabilitación y renovación urbana que derivan de la normativa comunitaria y nacional”.

De modificar el PERI de Cimadevilla se llevaba tiempo hablando en la Casa Consistorial ante una necesidad concreta: cambiar los usos permitidos en la antigua sede de la Autoridad Portuaria para hacer viable allí un proyecto de hotel de cinco estrellas, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA. Pero ahora el plan es ir más allá de un cambio puntual y acometer una revisión integral de todo el planeamiento urbanístico del barrio histórico de Gijón. Precisamente esta revisión integral era el objetivo de la iniciativa que ayer llevaba Rubén Pérez Carcedo, edil de Ciudadanos, a la comisión de Urbanismo y que dio lugar a la respuesta positiva del equipo de gobierno.

“Nos alegra que la concejalía de Urbanismo haya entendido y compartido los argumentos por los que desde Ciudadanos solicitábamos esta revisión y actualización, y que el barrio de Cimadevilla vuelva a ser objeto de atención. Ahora solo cabe desear que este proceso se efectúe contando con la participación de los vecinos y buscando el máximo consenso político posible”, indicaba el representante de la formación naranja tras la reunión.

El plan del equipo de Urbanismo del Ayuntamiento es analizar el grado de cumplimiento de las medidas previstas en los dos planeamientos a revisar para, a partir de esa base, redefinirlo y formular propuestas de actuación, mejora y adaptación a los nuevos usos que se vienen planteando por la transformación general del barrio. No sólo se trata de analizar la implantación de nuevos usos hosteleros y hoteleros en el ámbito del Puerto Deportivo. También hay que tener en cuenta el nuevo plan de usos diseñado para la conversión de la vieja Fabrica de Tabacos de Cimadevilla en un centro de creación contemporánea con un proyecto de 20 millones de euros en un horizonte de dos años.

Desde el gobierno municipal también se hace referencia a la necesidad de tener en cuenta en esta reflexión la continuidad de la Casa Natal de Jovellanos, la implantación del Consejo Consultivo en la Casa de Nava o la nueva pista polideportiva cubierta en el área del Cerro. Por poner algunos ejemplos de equipamientos ya incluidos en el día a día del barrio.

Además, el nuevo planeamiento debe garantizar la adaptación de Cimadevilla a las nuevas exigencias de accesibilidad universal con “especial incidencia en una orografía de importantes pendientes en los tránsitos peatonales, que debe dar respuesta a las crecientes necesidades de las comunidades vecinales, poniendo el espacio público al servicio de la ciudadanía”.

La actualización del plan especial de Cimadevilla también es visto como una oportunidad para activar la cotidianidad en un barrio donde son demasiado frecuentes las imágenes de solares abandonados y viviendas en mal estado, donde las opciones de vida económica se limitan a las que ofrece la hostelería y el turismo y donde la población está cada vez más envejecida.

Y un elemento más que supondrá llevar el planeamiento de Cimadevilla del pasado al futuro: la incorporación en esa revisión del llamado gemelo digital urbano. Una tecnología que hace posible el análisis exhaustivo de la información, que en combinación con soluciones de big data, internet de las cosas e inteligencia artificial permiten estudiar los datos para planificar escenarios futuros mediante simulaciones.

12

Cimadevilla urge un plan de mejora Marcos León

De una Zalia que se hace más pequeña a un barrio de Nuevo Gijón que crece

La modificación de otro plan especial, el que afecta a la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (Zalia), fue también motivo de debate en la comisión de Urbanismo a partir de una pregunta de Ciudadanos. Ayuntamiento y Principado están a punto de firmar el convenio que ejecute el compromiso de redimensión a la baja del ámbito. Una firma que, para el edil Rubén Pérez Carcedo, no supone avanzar gran cosa en el asunto ya que “todavía no se ha iniciado la tramitación urbanística de la modificación de su plan especial y seguimos sin información exacta de cuando verá la luz y a qué terrenos afectará exactamente. Una lentitud injustificable”. Ya fuera del debate de la comisión, pero no del ámbito del Urbanismo, la Junta de Gobierno dio ayer su visto bueno a las aprobaciones iniciales de un plan especial de desarrollo de bloques de viviendas en Nuevo Gijón y otro de instalación de un centro de animales de compañía en una finca del Monte Deva. El primer asunto se vincula a un proyecto de alrededor de 200 viviendas que la sociedad mercantil Aliseda ejecutará entre la autopista y la avenida de Oviedo completando la trama urbana en ese vacío. El expediente incluye una negociación entre la promotora y el Ayuntamiento sobre la incorporación de suelo a sistemas generales. El PGO prevé en ese ámbito la adscripción de 16.238 metros cuadrados. La promotora propuso dos parcelas en el parque de Los Pericones que suman 6.000 y el Ayuntamiento planteó que los 10.000 restantes procedieran de una finca del campus universitario de “interés prioritario” para los proyectos municipales en la Milla del Conocimiento y que figura en el PGO como sistema general para equipamiento educativo. Por otra parte, la junta de gobierno levantó la suspensión temporal de las obras de renovación de aceras en el barrio de Pescadores, adjudicadas en septiembre a Alvargonzález Contratas por un importe de 60.493 euros. En diciembre se asumió una paralización de dos meses debido a las condiciones climatológicas adversas que dificultaban su desarrollo. Tras la emisión de un informe del Servicio de Obras Públicas, el pasado 24 de enero, que propone su reanudación, la suspensión de esas obras se levanta.