Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gestión bancaria pone en jaque las ayudas para compras, denuncia Foro

Barcia alerta de los problemas de beneficiarios cuyo banco utilizó el ingreso de Servicios Sociales para solventar un descubierto o pagar facturas

Paseantes por la calle Tomás Zarracina

Paseantes por la calle Tomás Zarracina

“La banca gana”. A esa frase hecha recurre el forista Pelayo Barcia al denunciar los problemas que algunos beneficiarios de las ayudas directas para compras concedidas por la Fundación Municipal de Servicios Sociales dentro del programa “Mi barrio” están teniendo al recibir el ingreso en su cuenta bancaria. La convocatoria deja claro que ese dinero, que debe destinarse a la compra de productos básicos en comercios de la ciudad, no es embargable.

Pero una cosa es un embargo y otra que el banco utilice el dinero ingresado desde Servicios Sociales para cubrir de manera inmediata descubiertos o pagar recibos que vayan entrando en la cuenta bancaria del beneficiario. Muchas veces sin que éste lo sepa hasta después de ejecutarse la operación. El problema es que quien recibe esa ayuda tiene la obligación de gastarla en esas compras determinadas y justificarlo. De incumplirlo, la Fundación de Servicios Sociales puede exigirle la devolución del dinero y le excluiría de cualquier nueva convocatoria de ayudas.

Barcia quiere saber en qué situación quedan los beneficiarios que están teniendo esos problemas y que alternativas les puede ofrecer Servicios Sociales. “Hay que recordar que ellos no solicitaron nada y fue la Fundación quien les concedió el dinero”, explica Barcia en una pregunta remitida al gobierno para su respuesta en la comisión de Servicios Sociales. Una pregunta que incorpora el caso específico de un vecino de Gijón que recibió una ayuda de 700 euros cuando tenía un descubierto en su cuenta de 513,21 euros. El banco usó el ingreso para cubrir ese descubierto dejando libre solo 186,79. “Al final el verdadera beneficiario de la operación fue la entidad bancaria que solucionó la deuda de 513 euros”, explica el edil de Foro, conocedor de que hay más casos.

El problema afecta de manera individual al beneficiario y de manera general al comercio local, como segundo beneficiario de ese millón de euros en ayudas sociales a compras con las que cerró el año la Fundación Municipal de Servicios Sociales aprovechando el dinero comprometido, y no gastado, en una nueva convocatoria de la renta social.

Para Barcia, esos problemas dan la razón a su partido cuando reivindicó seguir con el modelo de tarjeta prepago que Foro había desarrollado para la renta social. “Ya advertimos del riesgo pero la tónica habitual de este gobierno es desoír toda advertencia que proceda de otros grupos políticos y mucho más si procede de Foro”, sentencia el concejal.

Compartir el artículo

stats