Con el lema “Esto no es el Antroxu de Gijón” se lanza una edición especial del carnaval en Gijón, de mínimos, debido a la pandemia. No habrá ninguna de las actividades habituales, como desfiles, concurso de charangas o disfraces, o la decoración del paseo de Begoña. El plan de Divertia para el Antroxu ensalza la participación digital ciudadana, a través de los canales del Ayuntamiento, con el fin de que se eviten concentraciones de personas, por lo que también se suspende el pregón, que pasará a ser en formato online.

Sí que se mantendrá la decoración de la estatuta de Pelayo, mientras que la sardina estará "enlatada" en su residencia, desde donde colgará videos en la web de Festejos y desde donde realizará directos en sus perfil de sus redes sociales.

Las charangas, que no han podido ensayar, mostrarán en la web de Festejos y los perfiles del Ayuntamiento vídeos de ediciones anteriores y también cómo viven el Antroxu actual. También esos perfiles estarán abiertos para todos los ciudadanos que quieran mostrar cómo viven este carnaval peculiar.

El Ayuntamiento, a menos de tres semanas del Antroxu, trabaja en este plan de mínimos, para cumplir con todas las medidas de seguridad, y evitar cualquier tipo de concentración de personas, más cuando ahora Gijón se encuentra cerrado perimetralmente y con un aumento de casos de covid.