La Autoridad Portuaria de Gijón adjudicó el pasado martes la obra para el cierre perimetral de parte de los terrenos de El Musel a la UTE formada por Elecnor y Elecnor Seguridad. La obra, dificultará el acceso al Puerto de polizones y reducirá los niveles de contaminación atmosférica y sonora de los barrios del entorno. El plazo para ejecutarla es de 7 meses a partir de la formalización del contrato, papeleo que a más tardar se completará el 27 de febrero.

La obra ha sido adjudicada en 1,38 millones de euros, lo que supone una baja del 22,42% respecto al precio de licitación. Consistirá en la instalación de un vallado de 2.742 metros entre el antiguo control C y la zona de La Figar, dotado de sistemas de vigilancia. En 1.497 metros de ese cierre además se implementarán medidas para reducir la polución.