DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabueñes evita uno de cada diez ingresos por insuficiencia cardiaca

La consulta especializada en la enfermedad calcula reducir la mortalidad de sus pacientes en un 5%

Nuevos boxes de Cardiología.

Nuevos boxes de Cardiología. Juan Plaza

Consolidada ya por tres años de recorrido, la consulta de insuficiencia cardiaca de Cabueñes, uno de los proyectos más ilusionantes del servicio de Cardiología, acaba de cerrar un balance de actividad de 2020 que se salda con dos porcentajes que llaman al optimismo. Una mortalidad del 4% y un 9% de reingresos cuando, lo “habitual” según las estadísticas nacionales, es que estos parámetros asciendan al 10 y al entre 20 y 30%, respectivamente. Así lo asegura, al menos, el propio servicio, que inició esta consulta hace ahora tres años y que, viendo que estos números se han mantenido estables en cada balance, dan por confirmada la efectividad de una consulta monográfica que aboga por el tratamiento ambulatorio.

Explica Eduardo Segovia, jefe del servicio de Cardiología, que una de las claves de este tipo de consultas es que los pacientes tienen “línea directa” con el hospital. “Si tienen alguna duda, llaman. Y el personal ya decide si pueden ajustarle la medicación o recomendarle alguna pauta o si es necesario que se acerque al hospital para controlar. Así te evitas muchas complicaciones que de normal acabarían con un reingreso, por no actuar a tiempo”, razona. El cardiólogo aplaude también la “grandísima labor” del equipo de enfermeras del áreas, que son las que “conciencian y vigilan” que los hábitos de salud y pautas farmacológicas de los enfermos sean adecuados. El año pasado se controlaron a 290 pacientes con insuficiencia. Habían sido 313 el año anterior, una bajada que se justifica en que el servicio tuvo que prescindir de su enfermera especializada y una médico por reajustes del personal, una “fuga de cerebros” que Segovia cree que podría evitarse “con una mejor planificación sanitaria” en la región. El pasado marzo, además, la consulta fue reconocida por la Sociedad Española de Cardiología.

Compartir el artículo

stats