Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Biblioteca Nacional adquiere un fondo documental “único” sobre Jovellanos

Los manuscritos proceden de la colección del Marqués de Pidal y ayudan a explicar mejor el contexto político en que vivió el gran ilustrado gijonés

Jovellanos.

Jovellanos.

La Biblioteca Nacional de España acaba de adquirir un valioso patrimonio documental que incluye un fondo, que la propia institución considera como un “testimonio único”, sobre Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811). El escritor y político gijonés está considerado por los estudiosos como la cima de la Ilustración española y su figura más conspicua.

Este fondo, que consta de 63 manuscritos y cinco impresos, ha estado hasta la fecha en la colección personal del Marquesado de Pidal. Estos documentos ayudan a entender con mayor amplitud y detalle asuntos relacionados con “la vida política, literaria y personal” del gran polígrafo asturiano.

Hay que tener en cuenta que el Marquesado de Pidal, creado por Isabel II en 1847 para recompensar los méritos tras su embajada en Rusia de Pedro José Pidal y Carniado, vizconde de Villaviciosa, tiene una fuerte vinculación con el Principado. Además de benefactor del Real Sitio de Covadonga, fue el padre de Alejandro Pidal, ministro de Hacienda y director de la Real Academia, y abuelo de Pedro Pidal. Este fue el primero en escalar el Urriellu junto a Gregorio Pérez “El Cainejo, y el impulsor del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga.

No es extraño, por tanto, que en esta colección particular de la familia haya documentos sobre Asturias y muchos de sus personajes más destacados o ilustres. La Biblioteca Nacional de España, institución que custodia el mayor fondo bibliográfico del país, no ha hecho públicos los extremos del acuerdo que ha hecho posible la adquisición de estos 63 manuscritos y los cinco impresos, de una gran importancia histórica.

La Biblioteca Nacional adquiere un fondo documental “único” sobre Jovellanos

En un comunicado sobre el patrimonio adquirido el año pasado, un ejercicio muy complicado por la evolución de la pandemia a causa del covid-19, la Biblioteca Nacional afirma sobre ese acervo jovellanista: “un testimonio único de las circunstancias políticas e históricas que rodearon a un personaje de gran relevancia para la historia de España”.

Jovellanos, efímero ministro de Gracia y Justicia, además de académico de las de la Lengua, Historia y San Fernando, fue el representante de Asturias en la Junta Central tras rechazar la invasión bonapartista y diputado en las Cortes de Cádiz de 1808. Los investigadores y los numerosos jovellanistas tienen en estos materiales una nueva fuente para ensanchar el retrato del ilustrado.

Cartas de “Clarín”

No es la única adquisición de la Biblioteca Nacional relacionada con Asturias. También se ha hecho con una colección de más de 800 cartas, entre las que destacan por ejemplo las de Leopoldo Alas “Clarín” a Sinesio Delgado. Este fue un destacado escritor y periodista de origen palentino que llegó a colaborar en más de una cincuentena de publicaciones y a fundar la Sociedad de Autores Españoles, actual Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Director del semanario festivo ilustrado “Madrid Cómico”, Sinesio Delgado mantuvo una numerosa correspondencia con notables creadores (escritores, pero también compositores, dibujantes o incluso empresarios teatrales) de finales de los años ochenta del siglo XIX. Entre esos corresponsales estuvo el autor de “La Regenta”. Una colección epistolar que, según la Biblioteca Nacional, añade información a ese período finisecular.

Compartir el artículo

stats