Mañana soleada, los inmensos y ricos jardines del Museo Evaristo Valle y una interesante visita teatralizada inspirada en el personaje de la comedia italiana Pierrot. Esa era la propuesta del Museo Evaristo Valle para el domingo de Antroxu y fue un éxito. El centro había previsto una visita con un grupo reducido de cuatro padres y cuatro niños pero ante el interés que suscitó la actividad hubo que habilitar un segundo turno de visitas minutos después. “Dentro de la tristeza de la pandemia, se agradece ver movimiento en el museo”, destaca Pablo Basagoiti de la Fundación Museo Evaristo Valle, sobre la buena acogida de la propuesta del centro.

El centro animó a los que quisieran participar, sobre todo a los pequeños, a que se disfrazaran del personaje italiano que el propio Evaristo Valle llegó a retratar. Varios de los pequeños que participaron en la visita antroxera no fallaron a la tradición y acudieron disfrazados.

La actividad la condujo la estudiante de Historia del Arte Carmen Estrada, quien se caracterizó como el famoso personaje y protagonizó la visita teatralizada al centro. Primero ofreció una introducción sobre los carnavales y sobre la obra del magnífico pintor gijonés. El plato fuerte llegó cuando tocó contemplar el retrato que el propio Valle realizó de Pierrot. “Ambos personajes, el del retrato y el de carne y hueso, se juntan”, destaca Basagoiti que insiste en el éxito de la actividad. “Estamos encantados con la acogida”, dice.

La visita teatralizada generó un gran interés y al Museo Evaristo Valle no le quedó más remedio que organizar un segundo turno pasados unos minutos. Para las 13.15 horas partió esa segunda expedición, nuevamente conducida por Estrada. El programa para estos días del centro no se queda en lo de ayer ya que para el martes, a la misma hora, el Evaristo Valle se centra nuevamente en Pierrot y el pintor gijonés, aunque ya enfocado hacia el público adulto. “Parece serio, pero también se puede venir disfrazado”, bromean desde centro gijonés sobre su interesante propuesta.