Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vecino de Nuevo Gijón que atacó con un hacha a la Policía acometió “varias veces”

El hombre, estable y vigilado por agentes en Cabueñes, podría afrontar un delito de tentativa de homicidio porque “su intención era causar daño”

Los agentes, en el momento en el que redujeron al vecino de Nuevo Gijón, en la calle Jove y Hevia.

Los agentes, en el momento en el que redujeron al vecino de Nuevo Gijón, en la calle Jove y Hevia.

El hombre de 65 años vecino de Nuevo Gijón que atacó con un cuchillo y un hacha de grandes dimensiones a dos agentes de la Policía Local para evitar su desahucio acometió contra ellos “en varias ocasiones”, llegando a clavarles con fuerza esas armas (a uno le salvó el chaleco y al otro que le golpeó en el cinturón) y con la intención “de causar un grave daño” a los policías actuantes. Es por ello que, a la espera de recuperarse de los balazos recibidos para ser reducido, se acabará enfrentando con casi toda seguridad a un delito de homicidio en grado de tentativa. “Si atacas con un hacha a una persona en el pecho, la intención es muy clara”, describen las fuentes consultadas por este periódico.

El agresor, J. L. F. S., un hombre que vivía de las ayudas sociales y llevaba en ese piso de la calle Trueba desde hace más de tres décadas, continúa hospitalizado en Cabueñes, estable y custodiado por la Policía. La investigación de los hechos, a cargo ya de la Policía Nacional, sigue en marcha y todas las diligencias han ido a parar al Juzgado de Instrucción número 3 de Gijón, en funciones de guardia en el momento del ataque a los policías. Se espera que los agentes implicados en el operativo, tanto los agredidos como los que abrieron fuego contra el detenido, presten declaración por lo ocurrido.

En lo que coinciden los policías actuantes es en la actitud hostil que en todo momento ofreció este vecino de Nuevo Gijón que en cuanto vio a los dos agentes que acompañaban a la comisión judicial para proceder a su desahucio se abalanzó contra ellos. Primero le dio un hachazo en el chaleco a uno de ellos, y luego al otro con el cuchillo en el cinturón en el que los agentes guardan sus defensas. La respuesta violenta de J. L. F. S. no cesó y siguió realizando aspavientos con sus dos armas, una en cada mano, desde la tercera planta hasta la calle. “Estaba fuera de sí”, coinciden varios de los actuantes, que utilizaron los sprays y las defensas antes de disparar contra él tras varios tiros al aire.

Así fue la detención de un hombre que agredió a la policía con un hacha cuando iba a ser desahuciado

La intervención policial, además, recupera la vieja demanda de los agentes de la utilización de pistolas eléctricas para reducir a un sospecho en momentos de tensión sin causar heridas graves. A esa reivindicación se suman también las peticiones para crear un protocolo claro y dar formación a los policías cuando se enfrenten a individuos de este tipo, especialmente si tienen brotes o problemas psiquiátricos que en ocasiones actúan con violencia.

Apoyo de Vox

A esta demanda se sumó el grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento, que quiso mostrar “su solidaridad, agradecimiento y apoyo al conjunto de la Policía Local de Gijón, cuyos miembros realizan todos los días una gran labor en favor de la seguridad los ciudadanos, muchas veces poniendo en riesgo su integridad física e incluso la propia vida en cumplimiento de su deber”. Además, su portavoz, Eladio de la Concha, instó al gobierno local a “escuchar” las reivindicaciones policiales y “adoptar las medidas oportunas” para que los agentes reciban “formación adecuada para hacer frente, con las mayores garantías de seguridad posible, a este tipo de situaciones”.

6

Los agentes disparan contra un hombre armado con un hacha en Gijón Ángel González

Compartir el artículo

stats