Convertir la actual sede de la Federación de Vela del Principado de Asturias en un gran centro de deportes náuticos es la propuesta de Foro Asturias para las instalaciones del espigón central de Fomento. “Proponemos que sirva para recuperar el proyecto de construir un verdadero centro de deportes náuticos donde vela, piragüismo, remo, kayak, surf, paddle surf, submarinismo, motonaútica y todos los deportes vinculados al medio acuático puedan ser potenciados y practicados, al tiempo que se aproveche como recurso deportivo y turístico”, requirió el portavoz forista Jesús Martínez Salvador tras su visita a la sede y ante la decisión municipal de recuperar la gestión directa.

Este ambicioso proyecto, explicaron los foristas, no es la primera vez que se habla y que requeriría de una inversión de más de un millón de euros, pero “queremos que las cosas se hagan bien y hacer de ese espacio un punto de referencia para estos deportes en el norte”.

Más allá de sus usos, lo que Foro quiere evitar a toda costa es que la situación que se está viviendo en el campo de golf de El Tragamón se repita en las instalaciones de la Federación de Vela. “Queremos evitar un nuevo caso como el de Madera III, donde el Ayuntamiento asume la gestión de una instalación deportiva sin saber qué implica dicha decisión en términos económicos y de gestión; no queremos un nuevo caso Soccer World”, advirtió Martínez Salvador.

Críticas sobre movilidad

Del mismo modo, el edil forista Pelayo Barcia se refirió ayer también al acuerdo entre el Gobierno local con Ciudadanos sobre la ordenanza de Movilidad que levanta la mano con los coches clásicos e históricos, pero “esta modificación aún está lejos de poder alcanzar los mínimos que exigimos, porque se sigue dejando fuera a muchos gijoneses que necesitan el coche para trabajar y para sus quehaceres diarios, pero no se pueden permitir cambiarlo, y a todos aquellos gijoneses que ahora no van a poder aparcar su coche en la calle, en la zona azul”, denuncia Barcia.

El edil recalca que la ordenanza “perjudicará gravemente al pequeño comercio del centro” ya que la zona azul “se creó para fomentar la rotación y ahora directamente se prohíbe aparcar a una parte de ellos”. Por ello exige dejar fuera de las limitaciones a los coches que ya están circulando y aplicarlas a los que se compren a partir de ahora.