Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los niños de Infantil del Corazón de María estudian las migraciones con cuentos y mascotas

Los alumnos realizan taller durante su Semana de la Solidaridad

Los niños simulan la migración de las tortugas.

Los niños simulan la migración de las tortugas.

Las migraciones y la dificultad para adaptarse a los nuevos entornos no son un cuento, pero gracias a las historias, los niños entienden mejor todo lo que implican. Por eso, los escolares de Educación Infantil del colegio Corazón de María (Codema) han dedicado los últimos días, dentro de la Semana de la Solidaridad, a abordar de una forma sencilla lo que supone para alguien dejar atrás su mundo en busca de mejores oportunidades.

Lo han hecho, tal y como explica la coordinadora de Infantil, Irene Serdio, a través del cuento de la tortuga Maya, un pequeño animalito que se ve forzado a dejar atrás su mar porque está contaminado para buscar aguas más limpias. “Es una historia que les muestra lo complicado de marcharse y llegar a un lugar diferente, donde hay que adaptarse de nuevo y conocer nueva gente”, señala, y los niños se han mostrado “encantados” de poder seguir las aventuras de la tortuga y descubrir de esta forma “cómo nos sentimos cuando todo es nuevo”.

Además, los pequeños ha disfrutado desde el pasado miércoles de una selección de lecturas acerca de las tortugas, como parte de un proyecto de descubrimiento con cuentos y animaciones a la lectura de títulos como el cuento “37 tortugas”, “Las tortugas nunca duermen” o “Eloísa y los bichos”. Y para finalizar el proyecto, cada clase de Infantil se ha aplicado en las horas de plástica en la elaboración de una mascota con sus propias manos, utilizando materiales como hueveras, cartulinas de colores y plásticos.

En total se han elaborado decenas de pequeñas tortugas, con las que niños como Martín Jiménez se mostraban entusiasmados. A lo largo de la jornada de ayer los pequeños sacaron de paseo sus animalitos para simular una “migración” por el patio del centro, y hacerse así una ida de lo largo que debe hacerse el camino cuando no se encuentra el apoyo de los demás.

No será el único viaje de las mascotas. En condiciones normales, el centro hubiera organizado además un mercadillo para la venta de las manualidades a las familias, pero a causa de las restricciones sanitarias no es posible organizar visitas. Así que el mercadillo para obtener fondos para proyectos de cooperación se ha trasladado a internet, de una forma segura.

Cada aula ha hecho una fotografía a las tortugas en su terrario y con todas ellas están elaborando un póster con la intención de hacerlo llegar a las familias para que, de forma voluntaria, “apadrinen” a cada una de las mascotas y de este modo, colaboren con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 10, relacionado con la reducción de desigualdades y la necesidad de que, como sucede con las tortugas en su migración, nadie se quede atrás en ningún país del mundo.

Además de en las aulas de Infantil, todo el colegio del Corazón de María ha trabajado en el proyecto de cooperación al desarrollo de Fundación Proclade, la ONG promovida por los misioneros y que este año han asumido los siete colegios claretianos de la provincia de Santiago. El proyecto elegido para este año y el que viene se desarrollará en las posiciones claretianas de Puertollano (Madrid), Fuensanta (Valencia), París (Francia), Zurich (Suiza) y Murmansk (Rusia).

En total se trabajará con más de mil receptores, familias y personas vulnerables, en riesgo de exclusión social que ante la crisis sociosanitaria mundial están viviendo el empeoramiento de sus situaciones, ya complicadas.

Compartir el artículo

stats