Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alquiler de garajes de Vipasa en Nuevo Roces, opción ante la falta de aparcamiento

El Ayuntamiento se fija en las cocheras vacías de los bloques del Principado para paliar la necesidad de estacionamientos en superficie

Acceso al garaje de uno de los bloques de viviendas de Vipasa en el barrio de Nuevo Roces. | Ángel González

Acceso al garaje de uno de los bloques de viviendas de Vipasa en el barrio de Nuevo Roces. | Ángel González

La concejalía de Movilidad del Ayuntamiento de Gijón, que lidera Aurelio Martín, ha iniciado contactos con el Gobierno del Principado de Asturias para estudiar la viabilidad de abrir al mercado de alquiler las plazas de garaje sin uso que ahora mismo hay en los edificios que Vipasa tiene en el barrio de Nuevo Roces. Sería una opción para intentar minimizar los problemas de aparcamiento que denuncian los vecinos del barrio y ante la imposibilidad de ir a más en cuanto a plazas de estacionamiento en superficie.

El Ayuntamiento tiene constancia de que muchas de las plazas de los edificios de Vipasa no están ocupadas y entiende que sería factible poder alquilarlas al margen de las viviendas de esos bloques residenciales. No es la única propuesta municipal con Vipasa como destinatario. Desde el Consistorio también se trabaja en la idea de que la entidad autonómica les ceda sus siete viviendas en el barrio de Cimadevilla. El Ayuntamiento las arreglaría y gestionaría.

En lo que tiene que ver con la iniciativa en Nuevo Roces, el contacto inicial entre ambas administraciones busca determinar el número efectivo de plazas sin ocupar y el encaje formal a ese interés del Ayuntamiento de Gijón por su salida a arrendamiento. Martín adelantó este movimiento en comisión ante un ruego del portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, que trasladaba las quejas de vecinos de Nuevo Roces por la falta de plazas de aparcamiento, las carencias en la cobertura del transporte urbano y la peligrosidad que supone que muchos vehículos no respeten los límites de velocidad en las largas rectas que hay en el barrio.

Sobre esta última queja desde el servicio de Movilidad se entiende que la circulación está suficientemente pacificada y se recuerda que las tres principales vías del barrio tienen pasos de peatones elevados y señalización de velocidad máxima a 30 kilómetros hora. En todo caso, desde el área se ha comprometido un análisis más pormenorizado de los aforos de cada vial antes de plantearse otras medidas. En lo que tiene que ver con el aparcamiento, y al margen de iniciativas concretas como la que se trabaja con Vipasa, cualquier decisión de envergadura dependerá del resultado del estudio sobre las necesidades globales de aparcamiento e n la ciudad que se está elaborando desde hace meses.

Compartir el artículo

stats