Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fieles despiden al “cura actor”: “Decía el Evangelio como si fuera parte de un guion”

El intérprete asturiano Eduardo Castejón elogia a Santaclara, tras ser relevado por el Arzobispado de sus tres parroquias: “Es una gran persona”

Begoña Pérez, Eusebio Ortega, Trinidad Rodríguez, Rosa María Pañiceres, Julio Castiello, María Begoña Fernández, Rafael García y Marina López, ayer, en Monteana.| Juan Plaza

Begoña Pérez, Eusebio Ortega, Trinidad Rodríguez, Rosa María Pañiceres, Julio Castiello, María Begoña Fernández, Rafael García y Marina López, ayer, en Monteana.| Juan Plaza

“Recitaba el Evangelio como un guion”. La frase la pronunció ayer Begoña Pérez, fiel de la parroquia de San Pedro de Monteana, y describe con precisión milimétrica a quien va referida. Esa persona es José Santaclara, el “cura actor” que hasta la pasada semana era el titular de los templos de Poago, San Andrés de los Tacones y Monteana, así como capellán del Hospital de Cabueñes. El Arzobispado le ha relevado de su cargo y busca sustituto para cubrir el hueco de un clérigo que ha dejado huella. “Hacía las misas muy amenas”, aseguran sus fieles.

José Santaclara nació en Oviedo en 1963, aunque su infancia hay buscarla en las Cuencas. Es un “personaje” entrañable y nunca mejor dicho, porque además de la fe que profesa, siente devoción por el séptimo arte. Tanta, que ha participado en una buena ristra de películas y series producidas por la geografía asturiana. Es buen amigo del actor ovetense Eduardo Castejón, que le describe así: “Es una persona que se hace querer. Hay compañeros que han ido a misa para verle a él”.

El sacerdote participó en 2018 en la grabación de la serie “LJ Detective”, un cóctel de narcos, coches de lujos, tiroteos, muertes y un particular sentido del humor del que Castejón es el protagonista. Santaclara interpretó el papel de un notario cuya misión era ayudar a Latimer, el personaje central de la trama. Su figura recuerda poderosamente al protagonista de la saga “John Wick”, que interpreta Keanu Reeves.

Los parecidos no se quedan ahí ya que la caracterización de Santa, o “Pepe, el cura” como le conocen con cariño en los ambientes cinéfilos, también es muy similar a la de Bryan Cranston en la mítica serie “Breaking Bad” en la que interpreta al traficante Walter White. Tanto es así que hasta en una de las secuencias hacen un gag con la coincidencia. Al personaje de Santaclara le muestran una foto de Heisenberg, el álter ego de White en la premiada serie de culto y hasta el personaje parece sorprenderse con el parecido. “Es buen actor y buena persona”, remata Castejón.

José Santaclara, en uno de sus papeles cinematográficos.

José Santaclara, en uno de sus papeles cinematográficos.

“LJ Detective” aún no tiene fecha de estreno, pero ya estuvo rodeada de cierta polémica hace un año. Antes de ser destinado al concejo de Gijón, Santaclara era el párroco de la iglesia de Trasona, en el concejo de Corvera. Algunas secuencias del metraje se rodaron en el templo y hasta participaron feligreses. Los productores de la serie aseguraron en 2019 que tenían el beneplácito del cura. Sin embargo, este no contaba con el visto bueno de la jerarquía religiosa para ceder el templo para esos fines. Tiempo después de aquello, Santa fue cesado y regresó a Gijón.

El Arzobispado no aclara el por qué del nuevo relevo del sacerdote. “No vamos a hacer comentarios”, fue la respuesta obtenida por cauces oficiales. Fuentes cercanas a la toma de esta decisión aseguraron, eso sí, que la decisión es firme y que en las próximas semanas se nombrará a un nuevo sacerdote para que se encargue de esas parroquias. Por ahora, como interino ejerce Serrano Calvo. No está previsto que este clérigo se vaya a quedar de forma permanente. En conversación telefónica con este periódico, Santaclara aseguró que atraviesa una delicada situación personal y que deja sus labores porque necesita “tomarse un respiro”.

Su marcha ya ha provocado añoranza entre los feligreses de Monteana, San Andrés de los Tacones y Poago, las tres parroquias en las que Santaclara, con su particular estilo, se ha ganado el cariño de los fieles. Lo cuenta Julio Castiello, de 55 años, que no se pierde la misa de los domingos. “Era cercano y alegre. Se le daban bien los funerales, porque expresaba mucho cariño”. También Eusebio Ortega, presidente de la asociación de vecinos de San Andrés. “Era entrañable y amable. Se volcaba con la gente”, dice. “Contaba muy buenos chistes durante la misa, nos hacía mucha gracia”, añade Rosa María Pañiceres. “Lo pasábamos genial”, zanja Marina López a la que el cambio ha hecho una faena puesto que Santaclara tenía que bautizar a su nieta, Abril Díaz.

Santaclara cuenta con un perfil público en “IMDB”, donde se detalla su filmografía. En sus redes sociales puede leerse que tiene hasta representante. Además del cine, el sacerdote ha hecho sus pinitos en el mundo del doblaje y no se le da nada mal la cocina y la repostería. De hecho, fue alumno de la escuela de Hostelería de Gijón. Con un perfil tan polifacético parece claro que a José Santaclara no le hará falta ningún milagro para encontrar un hueco en el séptimo arte y en el corazón de sus nuevos feligreses.

Compartir el artículo

stats