“Necesitamos magia, humor y reírnos. Son cosas que siempre van de la mano. En este tiempo se necesita más que nunca de las dos. Debemos ilusionarnos y sonreír, no hay que tomarse las cosas tan en serio”. El Mago Nacho acude esta tarde al rescate de los más pequeños con un show en el Centro Municipal Integrado de El Llano (18.00 horas), en el que pretende crear un ambiente familiar especial para evadirse por un tiempo. “Los niños son los que peor lo están llevando, les quitamos la infancia, poder relacionarse. Estos momentos tienen que ser especiales para ellos”, relata el ilusionista noreñense.

Su espectáculo “Magia y humor”, de una hora de duración, tuvo sus primeros pasos a final del pasado año. “Es muy participativo, aunque no subo gente al escenario, porque hay que cuidar la salud, sí que interactuó con todos de una manera peculiar”, relata. “Conseguí no perder el ritmo de la actuación, sigo metiendo alguna broma, y además aviso al espectador de que vivirá situaciones un poco surrealistas, de meterse en un callejón en el que no se sabe lo que pasará”, apunta el Mago Nacho de su espectáculo.

Cartas, juegos de magia variados y alguna que otra sorpresa coparán su espectáculo en Centro Municipal Integrado de El Llano. “La magia da igual los años que tengas, sean 2, 20, 40 o 60, siempre nos queda esa ilusión, ese cómo lo haría siempre sorprende,” resalta el Mago Nacho.

En las primeras actuaciones de pandemia le costó adaptarse a un escenario más frío, con distancias en el público y sin interacción física. “Al principio fue difícil, ver cómo reaccionaba el público te contagiaba, al verlos ahora más separados parece que están más cortados y tímidos. Pero es algo que compartimos todas las artes escénicas”, cuenta antes de lanzar un mensaje final: “Hace falta más magia que nunca en nuestro día a día. Hay que buscar y sacar esa chispa que todos tenemos magia dentro. Se puede compartir y no se destruye nunca”.