La Policía Local de Gijón ha reanimado esta mañana a un hombre de 42 años que sufrió un desvanecimiento en la calle La Paz. Fue un vecino el que alertó de la presencia de un varón tendido en la acera e inconsciente tras sentir un fuerte golpe. Había salido a practicar deporte y al sentirse indispuesto se había caído contra un portón metálico. A su llegada, los agentes comprobaron que esta persona no respondía a ningún estímulo y tenía la piel cianótica, por lo que rápidamente iniciaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Lo atendieron durante 15 minutos hasta que finalmente pudo ser estabilizado y trasladado al Hospital de Cabueñes por los servicios sanitarios. Posteriormente, la patrulla interviniente se trasladó al domicilio para informar a la familia de lo ocurrido.