M. C.

La red de bibliotecas municipales retoman su actividad a partir del lunes, 1 de marzo, tras la mejora de la evolución de la pandemia. Los usuarios no podrán permanecer más de una hora y media en las bibliotecas, con cita previa y, con el establecimiento de franjas horarias.

Debido a la restricción de aforos, sólo estará permitido una cita por día y persona, estableciendo un aforo distinto para cada biblioteca, en función de sus dimensiones y características. En las bibliotecas municipales con horario continuo de 9:00 a 20:00 horas (La Calzada, Pumarín-Gijón Sur, El Coto, El Llano, La Arena, Polígono de Pumarín, Contrueces, La Camocha y El Natahoyo) se fijan seis franjas horarias hora y media cada una –comenzando la primera a las nueve y cuarto de la mañana– y con intervalos de quince minutos entre una y otra franja para cumplir con las medidas de prevención de la pandemia, como la ventilación de las dependencias.

En la biblioteca de Roces se fijan como franjas horarias por el mismo tiempo y sistema, a partir de las nueve de la mañana. En la de Monteana se fijan dos franjas horarias, la primera a las cuatro y cuarto de la tarde.