Choque entre el Ayuntamiento y la Federación de Vela del Principado de Asturias (FVPA) por el plan municipal para asumir la gestión del varada de la Autoridad Portuaria ubicado en Fomento. El gobierno local presentará una oferta para ganar la concesión del embarcadero. La instalación sale a concurso en verano y por ella también pujará la Federación, que preside Marcelo Villanueva. “El concejal de Deportes no tiene un proyecto serio para la vela”, afirmó el dirigente sobre José Ramón Tuero, con el que ayer mantuvo una reunión. “Queremos ir de la mano con la Federación”, respondió conciliador el edil.

El Ayuntamiento acaba de presentar un plan para hacerse tanto con la varada como con el edificio de actividades náuticas ubicado en el puerto deportivo, éste último de titularidad municipal y que gestiona la Federación de Vela desde 2012. “Queremos una gestión pública para toda la ciudad. Creemos que podemos hacerlo igual o mejor que la Federación”, apuntó ayer Tuero. Por su parte, la varada de Fomento sale a concurso anulamente cada verano y tanto el Ayuntamiento como la Federación de Vela tienen intención de pujar por hacerse con ella. “La única opción de que no lo hagamos es que exista un proyecto a largo plazo en que la administración local apueste por el deporte y en que la Escuela Regional de Vela pueda seguir llevando a cabo sus proyectos”, afirmó en un comunicado la FVPA.

Un punto que parece no ver claro Villanueva. De su encuentro de ayer con Tuero no salió un acuerdo. Tanto fue así que el presidente de la Federación convocó de urgencia a su junta directiva para otra reunión en la sede de la entidad a última hora de la noche. “No podemos planificar para los próximos meses. No nos presentaron una propuesta que poder valorar, solo intenciones”, aseveró el dirigente deportivo. “No se está tratando a la Federación con la consideración que merecemos. No somos una empresa como Madera III”, zanjó Villanueva en referencia al conflicto con el campo de golf municipal de El Tragamón, cuya gestión asumirá el Ayuntamiento después de 32 años en manos del club Madera III.

Otra polémica paralela es el deterioro del edificio de actividades náuticas del puerto deportivo. La Federación de Vela lo achaca en parte a las filtraciones de la cubierta, que hace las veces de mirador. Afirma que requiere una impermeabilización completa de la cubierta que la entidad no puede asumir.