Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entidades sociales y Universidad, las que más subvenciones reciben

El Albergue Covadonga, con 855.000 euros, tiene el convenio nominativo de mayor cuantía entre un centenar de asociaciones

Una vista del campus de Gijón.

Una vista del campus de Gijón. Marcos León

“Favorecer el fomento de la actividad de interés público y general que realiza la sociedad civil estructurada y articulada en asociaciones y entidades”. Ese es uno de los objetivos que se fijan en el recién presentado Plan estratégico de subvenciones del Ayuntamiento y sus organismos autónomos y que avalan la millonaria transferencia de recursos que salen de las arcas municipales cada año con destino al entramado asociativo local. El nuevo plan pone en orden las 159 ayudas previstas para este año con un desembolso de algo más de 27,6 millones y fijas las líneas estratégicas a mantener, con otras cifras, cada año de los tres de vigencia del plan.

El 65% de las actuales subvenciones municipales se conceden de manera directa a una entidad a través de los denominados convenios nominativos. Un sistema de trabajo que no gusta en gran parte de la bancada de centroderecha que habla de redes clientelares y subvenciones a dedo. Pero si se analiza el listado del centenar de convenios en marcha que tiene el Ayuntamiento se observa que las mayores cuantías de dinero se van a consolidadas entidades sociales y a la Universidad de Oviedo.

Los convenios que se firman desde la Fundación Municipal de Servicios Sociales buscan ejemplificar ese apoyo con dinero público al trabajo de la sociedad civil articulada. Son las organizaciones de la red de inclusión activa las que más dinero se llevan: 855.400 euros la Fundación Albergue Covadonga para gestionar el albergue de transeúntes y el centro de baja exigencia y 521.300 euros la Asociación Gijonesa de Caridad para afrontar los gastos de la Cocina Económica y los módulos de alojamiento temporal. Esas son las cifras individuales de mayor envergadura de todas las subvenciones municipales por convenio nominativo. Servicios Sociales también tiene comprometidos 126.100 euros para Nacai y 183.000 para Proyecto Hombre, dos entidades que trabajan en la rehabilitación de personas con problemas de adicción , y, a través de varios programas independientes, 314.500 con la Fundación Siloé y 164.400 a Cruz Roja Española. Dineros que se va a atender centros de menores o la Casa Malva, por poner dos ejemplos. La Fundación Municipal de Servicios Sociales tiene activos 42 convenios para 42 iniciativas de atención a los gijoneses más desfavorecidos.

Es en el ámbito de la promoción de la educación donde se encuentra otro de los convenios potentes y consolidados del Ayuntamiento: 542.000 euros para la Universidad de Oviedo que se destinan al apoyo al campus universitario local. Ese dinero sirve para financiar mejoras en el espacio público, tres cátedras, becas, el equipo científico del Jardín Botánico, un archivo de historial oral yel programa universitario para mayores de 50 años.

Dentro de esa misma estrategia de promoción de la cultura, la educación y el deporte la siguiente gran cifra es la de 186.000 euros que se lleva la Banda de Música de Gijón. Por encima de los 175.000 de la “Semana negra”, los 175.000 a la Cámara de Comercio para Mercaplana, los 169.600 de “Mar de niebla” y los 142.000 de “Abierto hasta el amanecer”. Y sólo por debajo de los 244.000 que se conceden al Conseyu de Mocedá para programas de promoción y participación juvenil

Una de las seis líneas estratégicas que se fijan en el plan de subvenciones es la de promoción económica y empleo. En lo que tiene que ver con convenios destacan los 400.000 que se van a la sociedad Serenos de Gijón. A la Unión de Comerciantes irán este año cerca de 600.000 euros a través de dos programas: 200.000 euros para programas de reactivación y consolidación del comercio local y 398.741 para el plan de apoyo a la digitalización del comercio urbano.

“Se sigue apostando por conceder dinero a dedo y eso fomenta el amiguismo”, critica Ciudadanos

Ciudadanos entiende que siete millones de euros repartidos en un centenar de convenios nominativos es “un número demasiado elevado para algo que debería ser excepcional”. Así lo explica el edil Rubén Pérez Carcedo para quien el recién presentado Plan estratégico de subvenciones “no incorpora ninguna novedad sustancial a la gestión de subvenciones” y “sigue apostando por aquellas que se conceden a dedo sin un procedimiento de concurrencia pública y en el que tanto la cuantía de la subvención como la entidad se deciden de forma poco transparente y con gran arbitrariedad por parte del gobierno de turno lo que no hace más que sustentar redes clientelares y fomentar la política del amiguismo”. El concejal de la formación naranja sustenta su crítica a los convenios nominativos en un informe de la Sindicatura de Cuentas que ponía sobre la mesa el abuso de esta fórmula en el Ayuntamiento de Gijón. “El Gobierno debería explicar por qué se niega a seguir las recomendaciones de la Sindicatura de Cuentas e insiste en mantener tantas subvenciones a dedo”, reclamó el concejal de la oposición. El documento fue presentado el jueves en comisión de Hacienda por la socialista Marina Pineda y está ahora mismo abierto a propuestas de los grupos de la oposición, que tiene alrededor de una semana para formularlas. En todo caso la competencia para aprobar este plan es de la Junta de Gobierno, donde solo tienen cabida los concejales de PSOE e Izquierda Unida. Ciudadanos está diseñando una batería de iniciativas a presentar al documento para, entre otros objetivos, “erradicar cualquier atisbo de clientelismo político”.

Compartir el artículo

stats