Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presidente del PP en 19 minutos: así fue la junta local que aupó a Pablo González

La rápida elección del nuevo líder popular estuvo precedida por una loa de Pedro Muñiz: “Sabe montar equipos de trabajo”

Pablo González, en un momento de la reunión telemática de la junta local del PP que lo aupó a la presidencia del partido, junto a la secretaria general, Cristina Villanueva, en un despacho del antiguo Banco Urquijo.

Pablo González, en un momento de la reunión telemática de la junta local del PP que lo aupó a la presidencia del partido, junto a la secretaria general, Cristina Villanueva, en un despacho del antiguo Banco Urquijo.

Sólo hicieron falta 19 minutos para que Pablo González fuese elegido nuevo presidente del PP de Gijón en la reunión de la junta directiva local del pasado jueves. Y no porque hubiese debate, ni corto ni largo, en una reunión a la que no asistió ninguno de los críticos con el nuevo dirigente local de los populares. El tiempo se repartió entre la propuesta de la candidatura, que efectuó el veterano Pedro Muñiz, y el discurso del nuevo líder de los populares en la ciudad, con una votación unánime que apenas requirió de unos segundos.

Aunque formalmente será hoy cuando se entronice a Pablo González en el PP de Gijón, en la reunión del comité ejecutivo del partido en Asturias, a la que acudirá el vicesecretario nacional de Participación, Jaime de Olano, la toma de control efectiva del partido del nuevo dirigente aconteció en la junta local de este jueves.

Pablo González se estrenó haciendo un llamamiento a “coser agujeros” tras el conflicto en el seno del partido en la ciudad que llevó a la apertura de un expediente disciplinario, la dimisión y la baja como afiliado del anterior presidente local, Mariano Marín. “Nosotros el PP de Gijón, como si fuéramos el capote de un soldado veterano, curtido en muchas batallas, necesitamos coser los agujeros que tenemos, coser esos agujeros integrando a todo el mundo que quiera aportar, integrando a todo el mundo que quiera aportar sin protagonismos, con humildad y con respeto a los compañeros. Es una cultura de organización que necesitamos crear desde ya”, señaló a quienes le eligieron sin fisuras para estar al frente del partido en la ciudad, reanimarlo, abrir la sede y coordinarse con el grupo político municipal. Está por ver si cala su llamamiento a la unidad de cara al próximo congreso local del partido y a los próximos comicios municipales.

“Si somos capaces de recomponernos, de reforzarnos, de transformarnos, podremos hacer del PP un partido estable y sólido, plenamente maduro, para afrontar el próximo congreso local y salir del mismo más fuertes, más unidos, y sobre todo ganadores. Y en este camino, en el que cuento con todos vosotros y con muchos más que hoy no están aquí, tenemos que ayudar a nuestro grupo de concejales para que logre esa necesaria referencia de la vida municipal, siendo útil a los gijoneses y una alternativa de gobierno, que es el verdadero objetivo de toda acción política”, señaló González a los miembros de la junta que le apoyaron, agradeciéndoles no sólo a ellos si no también a la mayoría “silenciosa” de los afiliados su apoyo.

Todos los asistentes a la junta directiva del jueves y también los ausentes (entre los que destacaron la senadora y expresidenta regional de la formación, Mercedes Fernández, y los representantes de Nuevas Generaciones), tenían claro que de la misma iba a salir elegido para ocupar el cargo González. Pero no fue el propio candidato quien se postuló en la reunión. Lo propuso el veterano militante y exconcejal Pedro Muñiz, quien glosó los méritos del aspirante para defender su propuesta en la reunión telemática.

Resaltó la dilatada experiencia política de González, militante del PP desde su juventud, concejal entre febrero de 2003 y 2011 encargado de política económica y, en una segunda etapa entre 1015 y 2019, durante parte de la cual fue portavoz municipal al dejar el puesto Mariano Marín al ser nombrado Delegado del Gobierno en Asturias. Y también se refirió a su posterior salto a la política regional, donde actualmente es portavoz adjunto en la Junta General.

Muñiz destacó que González goza de la confianza de la presidenta autonómica del partido, Teresa Mallada, que tiene “una visión liberal de la economía”, que “sabe montar y dirigir grupos de trabajo para proponer y discutir ideas”, “que transmite buena imagen del partido y conocimiento de lo que habla”, “que tiene iniciativa” y que “además de preparar sus intervenciones, es capaz de improvisar saliendo airoso de los debates y las ruedas de prensa”. Por todo ello, Muñiz consideró a González la persona ideal no sólo para coser heridas, si no para tejer una malla social del PP en Gijón, con el objetivo de que vuelva a convertirse en el referente del centro derecha. La reunión apenas dio más de sí. El portavoz municipal, Alberto López-Asenjo, no tuvo tiempo si quiera a tomar la palabra. Tocaba celebrar.

Compartir el artículo

stats