Otra vez con coches de cartón y otra vez clamando contra la nueva estación de inspección técnica de vehículos (ITV) que el Principado instalará en una nave de Granda, frente al matadero municipal. Los vecinos se manifestaron de nuevo contra el equipamiento, que abrirá en verano, y que consideran cambiará la fisionomía rural de la parroquia. "Teniendo tanto suelo industrial no se entiende que la quieran colocar aquí. Es una decisión maquiavélica", aseguran los residentes, que sin estar en contra de que abra una nueva estación en el concejo, sí que piden que se ubique en otro lugar.

La plataforma contra la ITV de Granda, un colectivo surgido al calor del descontento, ha solicitado reuniones con la alcaldesa, Ana González, y el concejal de la zona rural, José Ramón Tuero. Piden que se les explique un proyecto "que conocen por la prensa". "Siempre nos ha dicho que no tenían información sobre el proyecto, pero sabían que Itvasa se había fijado en Granda desde abril. No entendemos que habiendo fincas libres vengan aquí", apunta Pilar Granjo, la portavoz de esta plataforma.

En la marcha estuvo presente el edil de Ciudadanos, Rubén Pérez Carcedo, que anunció que exigirá un estudio la capacidad para gestionar el tráfico de las vías que darán acceso a la futura ITV.