Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La organización de actos en El Bibio cae en picado con el nuevo plan de usos y el virus

Solo dos festivales musicales solicitan permiso para utilizar este año la plaza de toros | Divertia intentará captar nuevos eventos

Plaza de toros de El Bibio. | Julián Rus

Plaza de toros de El Bibio. | Julián Rus

El nuevo plan de usos de la plaza de toros de El Bibio, sumado a la incertidumbre que genera la pandemia de coronavirus, ha reducido a solo dos el número de propuestas para organizar algún tipo de acto en el coso presentadas a la sociedad municipal Divertia, que dejó todo febrero de plazo para la presentación de planes. Ambas iniciativas son festivales de música y una es Metrópoli, que confía en programar conciertos y otros espectáculos durante el mes de julio, si la situación sanitaria lo permite. El dato ha pillado por sorpresa a los propios responsables municipales, que esperaban algo más de interés. Su intención ahora, tras estudiar y cerrar las fechas de estas dos solicitudes, pasa por captar algún evento más para enriquecer un calendario de actividades en el equipamiento que, de momento, está casi desierto.

A juicio de Lara Martínez, gerente de Divertia, este primer balance tras el cambio del plan de usos de la plaza –desde el año pasado ya no permiten fiestas de la cerveza ni de Nochevieja, entre otras actividades similares– debe interpretarse con cautela. “Yo también esperaba más peticiones, pero es un año muy complicado. Es normal que muchos organizadores no se atrevan a programar actividades entre tanta incertidumbre”, explica. En los formularios de solicitud, Martínez y su equipo establecieron como requisitos para poder usar El Bibio que los eventos cumpliesen con alguna de las siguientes características: actividades con carácter musical, cultural o social, citas con vinculación al ocio juvenil o la promoción de la cultura tradicional, eventos deportivos o corporativos, actos de interés económico y cualquier cita impulsada por algún departamento municipal. “El documento también recogía, para no llamar a engaños, que no se aceptarían propuestas que no fuesen de interés general ni que entrañasen riesgos, y tampoco las fiestas de carácter privado ni de Nochevieja, entre otras actividades”, concreta la responsable, que espera que en años venideros este plan sirva “para dar orden y permitir que todos los interesados gocen de las mismas oportunidades” para usar el coso de El Bibio, uno de los principales equipamientos para hacer eventos.

Antes de las restricciones de la pandemia y de las que impone el nuevo plan de usos, la plaza de toros se usaba –sin contar la feria taurina de Begoña, en la primera quincena de agosto– durante 20 o 25 días en todo el año para una media docena de eventos de diferentes características.

Compartir el artículo

stats