Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De temporal a eterna: la historia de la estación de Sanz Crespo

Sanz Crespo, que costó 14,3 millones, abrió en 2011 para dar servicio al tren mientras se construía la intermodal y su destino era ser demolida

La estación provisional de Sanz Crespo.

La estación provisional de Sanz Crespo.

Provisional. Con ese calificativo quedó inaugurada la estación de tren de Sanz Crespo el 28 de marzo de 2011 –aunque ya se habían realizado operaciones desde el mes de enero– y con ese calificativo fue cumpliendo años; tantos que en breve sobre la tarta habrá que colocar diez velas. La actual estación ferroviaria de Gijón nació para ser demolida. O no. Su paso por la historia de Gijón puede llevarla de provisional a eterna si sale adelante una de las dos últimas propuestas que el Ministerio de Transportes y Adif han puesto sobre la mesa de los socios de Gijón al Norte: reconvertir y ampliar la estación de Sanz Crespo para dar vida a la gran estación intermodal que exige la ciudad.

No hay más que algún boceto de partida y sumas y restas de trazo grueso pero mientras los políticos locales se enfrentaban tirando de la estación para el Museo del Ferrocarril o para Moreda la realidad, y el interés de las administraciones en ahorrar en estos tiempos de crisis y pandemia, han vuelto a poner en valor la instalación de Sanz Crespo.

La estación provisional para los trenes de Sanz Crespo venía en el estudio aprobado en 2006 por el Ministerio donde se ubicaba la intermodal en Moreda. Su desarrollo, sobre un suelo de titularidad municipal, permitía liberar el terreno que se necesitaba para construir la nueva estación y daba servicio a los viajeros del tren tras la demolición total de las estaciones del Humedal y Jovellanos.

Se construyó un edificio de 2.450 metros cuadrados con servicios de ancho ibérico y ancho métrico –tres vías de cada y tres andenes de 400,200 y 100 metros–, oficinas, zona comercial y un equipamiento para el personal operativo. Se completó con un espacio de aparcamiento de 90 plazas. La inversión realizada, y que correspondió pagar a la sociedad Gijón al Norte, alcanzó los 14,3 millones de euros. En la inauguración ejerció de anfitriona la alcaldesa Paz Fernández Felgueroso y Víctor Morlán, secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, ejerció de estrella invitada. A las autoridades les esperaba una manifestación de trabajadores de Feve defendiendo el ferrocarril público.

Compartir el artículo

stats