Ariadna Álvarez y Sara Victoria estaban ayer encantadas porque acababan de lograr hacer una foto a un raitán, una pequeña proeza alcanzada en el parque de El Lauredal, el pulmón verde de la zona oeste. La imagen pasará a formar parte de un trabajo más amplio que está desarrollando la comunidad educativa del colegio Miguel de Cervantes. Se trata del “Gijón Oeste destino verde” en el que los niños de quinto y sexto curso de Primaria llevan trabajando en los últimos meses como proyecto de aprendizaje- servicio a la comunidad y que tiene como objetivo fundamental “dar a conocer que en la zona oeste hay muchos espacios naturales de los que disfrutar, y El Lauredal es uno de ellos”, explica el profesor José Luis Sagredo.