Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El barrio de El Llano barre para casa tras el premio del Gordo de la Primitiva: “Ojalá le haya tocado a algún vecino”

“Ese dinero te soluciona la vida”, coinciden los clientes habituales de la administración

El hostelero Juan Carlos Díaz, frente al despacho que repartió el premio.

El hostelero Juan Carlos Díaz, frente al despacho que repartió el premio.

Encarnita Hernández fue ayer una de las muchas personas que aguardaba pacientemente su turno a las puertas de la administración de lotería número tres de la calle Río de Oro. Para esta mujer de 58 años, los 19,2 millones que repartió el domingo el despacho habrían significado no tener que volver al trabajo el próximo viernes, cuando, tras una operación de hernia, la dirán si puede acceder a su jubilación o si por el contrario tiene que seguir en activo. “Ese dinero te soluciona la vida”, afirma Hernández. Como ella, muchos vecinos del barrio de El Llano especulaban ayer sobre la identidad del agraciado, cuya vida cambió seguro para siempre este fin de semana. Y los residentes barren para casa. “Ojalá le haya tocado a alguien de la zona”, afirman.

Sandra Matilla, de 47 años, trabaja en una óptica pared con pared con el despacho de loterías. “Seguro que ese por aquí no viene”, decía en una conversación también de buena mañana. “Me alegro mucho por el afortunado, ojalá que le haya tocado a alguien que lo necesite”, añade la dependienta.

Esa misma idea tenía María José Riestra, otra habitual de la administración de la calle Río de Oro. “Ya me podría haber tocado a mí”, anhela la mujer, que tendrá que seguir probando fortuna. “No se habla de otra cosa, todo el mundo quiere saber si se trata de algún vecino o es de fuera”, comenta Pilar Aparicio, que regenta un estanco en la vía del barrio de El Llano. “Lo que sí me alegro es por los loteros, es una buena publicidad para ellos”, postula.

En la cafetería que regenta Juan Carlos Díaz, la lluvia de millones fue la comidilla durante la mañana y tarde. “Lo importante también es tener salud, pero seguro que al que le haya tocado ya se le ha terminado la pandemia”, zanjaba el hostelero, cuyo local queda justo delante del despacho de lotería que ayer repartió la friolera de 19,2 millones de euros.

Compartir el artículo

stats