Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Río de Oro, la calle de la fortuna: dos administraciones reparten en un lustro los dos mayores premios de la historia en Asturias

El despacho que dio 19 millones con el Gordo de la Primitiva en El Llano comparte calle, a 50 metros, con otro lotero que batió el récord de dinero repartido hace un lustro: “Que siga la suerte”

Amalia López y  Santiago Vicente, con los carteles de los dos premios repartidos en Río de Oro.

Amalia López y Santiago Vicente, con los carteles de los dos premios repartidos en Río de Oro. Juan Plaza

Amalia López y Juan Luis Cardeli tienen que tirar de calculadora para describir lo difícil que es tener cinco aciertos más el reintegro en el sorteo del Gordo de la Primitiva. “Es una jugada posible entre casi tres millones”, dicen los loteros que el pasado domingo regaron la ciudad con 19,2 millones de euros, el mayor premio de juegos activos de Loterías del Estado repartido en Asturias, en la calle Río de Oro. La vía del barrio de El Llano se ha convertido en la milla de oro de la suerte en Gijón, porque a apenas 50 metros del despacho del matrimonio, hace un lustro otra administración batió el récord al repartir otros 15 “kilos” de un Euromillones. Fue en el negocio que regentan los gemelos Santiago e Iñaki Vicente. “Ya lo dice el nombre de la vía. Ojalá siga la suerte”, afirman los responsables de las dos administraciones, reunidos ayer por LA NUEVA ESPAÑA.

Amalia López y Juan Luis Cardeli son los titulares de la administración nº 3 de Gijón. El puesto data de 1956 y es un negocio familiar que prácticamente hace esquina con Pérez de Ayala. Entre el lunes y el sábado de la pasada semana sellaron un boleto agraciado con 19.246.473 euros del Gordo de la Primitiva. La combinación fue la que componen los números 18, 25, 43, 44 y 42, siendo el 5 el reintegro. Al ganador tuvieron que mirarle a los ojos, puesto que ellos no disponen de venta telemática. Si es el del barrio, si jugó un número de máquina o rellenó de su puño y letra el billete, lo ignoran por completo. También desconocen la identidad del premiado. “Lo normal es que no lo digan”, coinciden.

Desde del despacho de la pareja se ve la entrada por la calle Río de Oro del centro comercial Los Fresnos. En esa superficie se encuentra la administración de lotería “Los Gemelos de la Suerte”, que regentan los hermanos Santiago e Iñaki Vicente desde 1998. Hasta este domingo tenían el honor de ser los loteros que habían entregado el premio más suculento de juegos activos de Loterías del Estado en el Principado. Reventaron todos los registros en febrero de 2016, cuando sellaron un premio 15 millones de euros del Euromillones a una persona que solo había gastado dos euros en su apuesta. “Es difícil dar premios tan grandes, pero da mucha satisfacción”, reflexiona Santiago Vicente.

Los titulares de ambos despachos ironizan con la coincidencia de que tan cerca y en tan poco tiempo, la fortuna haya hecho correr los millones. “Debe ser por el nombre de la calle, que ya lo dice todo”, bromea Vicente, que recuerda que se enteró de que había repartido el premio en 2016 siendo ya de noche, con el centro comercial cerrado. “Tuvieron que abrir los de seguridad para poder hacer las fotos”, rememora. “A ver si ahora dais vosotros uno de 20”, le dice Amalia López a su compañero de profesión, con una sonrisa en la boca. “Es una gran coincidencia, son cosas de que pasan. Ojalá sirva a la calle y al barrio para coger impulso”, puntualiza la mujer.

El que tampoco salía de su asombro ayer era Roberto Morales, el delegado comercial de Loterías y Apuestas del Estado en Asturias. El responsable confirma que en la vía del barrio de El Llano se han repartido los dos mayores premios de juegos activos de toda Asturias. “Somos una región con suerte, hay provincias a las que les cuesta mucho más ganar”, asevera el experto.

Morales lleva en el gremio desde 1990 así que ha visto prácticamente de todo. Él fue el encargado de telefonear el domingo al matrimonio que conforman López y Cardeli para alertarles de la hazaña que acababan de lograr. El responsable se enteró de lo sucedido pasadas las 22.30 horas de la noche, tras comprobar que en su correo electrónico tenía mensajes sin leer. Fue precisamente Morales el que se encargó de llevar el gran cartel que acredita al despacho número tres como el que reparte el premio. Lo entregó ayer por la mañana a primera hora. Y muchos clientes, al pasar a la vera del negocio, se quedaban mirándolo no fuera a ser que apareciera el nuevo millonario. Un extremo improbable. “A partir de 2.000 euros se cobra en el banco”, afirma Morales.

Entre lo que repartió el matrimonio y lo que entregaron los gemelos hace ya casi un lustro suman la friolera de 34,2 millones de euros, una cifra que supera por ejemplo al presupuesto del Sporting de este curso, que está en los 18 millones de euros. Incluyendo jugadores y personal directivo, el conjunto rojiblanco y el Oviedo gastan cerca de 20 millones de euros al año entre los dos. “Está claro que 19 millones de euros dan para mucho”, zanjan los loteros de los dos despachos que pulverizan récords.

Aunque Amalia López y Juan Luis Cardeli no han podido averiguar aún a quién o quiénes hicieron millonarios, sí que tenían un deseo. Como suele suceder en estos casos, el matrimonio espera que el premio haya ido a parar a alguien que lo necesite y, si es de la zona, mejor que mejor. Ayer, decenas de clientes que entraban en el despacho les daban la enhorabuena. Algunos hasta les preguntaban si tenían alguna pista sobre la persona a la que la fortuna le ha sonreído tanto. “La única posibilidad de que lo sepamos es que sea alguien que no sepa que ha tocado y se entere en el acto”, comentan.

Tal casualidad no se dio ayer. Todas las personas que entraron al despacho salieron en la misma situación económica en la que entraron. Algunos, algunos con unos euros más en el bolsillo y otros al menos habiendo recuperado lo jugado. “Una vez sí que nos encontramos con el caso de una chica muy joven a la que al pasar el boleto le tocó un millón de pesetas. Eso sí, no hizo casi ningún gesto”, recuerda, López, a la que ayer no le dejaba de sonar ni el teléfono fijo de su despacho, ni tampoco su móvil para darle la enhorabuena.

Fue un día movido para el matrimonio, que terminó a las 20.00 horas, su jornada laboral. En algún momento, la pareja sacó tiempo para brindar con las dos botellas de sidra que una buena amiga le acercó a su negocio ayer por la mañana. Seguro que más de un “chin-chin” entonaron por haber batido el récord al mayor premio repartido en todo Gijón y en toda Asturias, superando los 15 millones de los gemelos. El título de los hermanos no se marcha muy lejos, apenas a 50 metros, y se queda en la calle Río de Oro, la milla de la fortuna en Gijón.

Hablan los loteros que repartieron 19,2 millones de euros en Gijón: "Es una felicidad haber dado el premio pero es difícil saber quién es el agraciado" Pablo Palomo

Compartir el artículo

stats