Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caso Germán: El autor del golpe al camarero actuó “en defensa propia”, según su versión

Rubén Á. H. afirma que ambos se encontraban ebrios en medio de una pelea y se ofrece a la familia del camarero a “colaborar en lo que necesite”

Sanitarios y Policía, atendiendo a Germán Fernández la madrugada del 14 de julio de 2017 en el cruce entre las calles Felipe Menéndez y Marqués de San Esteban.

Bajo los efectos del alcohol y en defensa propia. Esta es la tesis que sostiene Rubén Á. H., el joven de El Entrego que, con 18 años recién cumplidos, propinó un puñetazo a Germán Fernández en la madrugada del 14 de julio de 2017 en Fomento, unos hechos por los que afronta hasta 14 años y medio de prisión por las lesiones causadas al camarero gijonés y a uno de sus amigos. Así lo argumenta en su escrito de defensa (presentado ayer en el Juzgado y al que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA), en el que incide en la tesis de la pelea entre dos grupos de jóvenes, la misma que defienden los otros tres acusados, y donde se ofrece a la familia del joven para “colaborar en lo que se pudiera necesitar”. Además, destaca que desde su salida de prisión preventiva “viene reparando el daño que ha causado” ingresando distintas cantidades de dinero en la cuenta abierta para satisfacer la indemnización por las lesiones causadas.

El relato de hechos de Rubén Á. H., representado por Judith Gómez, de Vox Legis Abogados, comienza también en el pub Saurom, en la esquina de la calle Marqués de San Esteban y Felipe Menéndez, donde “tuvo lugar un incidente” en el que este joven “no tuvo ninguna participación y que desencadenó en una pelea entre os grupos ya en el exterior del local”, según su versión. Posteriormente, “actuando en su defensa” al verse envuelto en una pelea, Rubén Á. H. le propinó “un golpe” a Germán Fernández que, “desafortunadamente y como consecuencia del alcohol que había ingerido en esa noche, se desplomó hacia atrás golpeándose su cabeza con el bordillo de la acera, lo cual le causó las graves lesiones que presentó y que obran en el ingreso en el HUCA”.

Tras ese incidente, deja claro este joven de El Entrego, Germán Fernández “en ningún caso fue agredido por varias personas ni es cierto que fuera golpeado de forma reiterada, ni se actuó con desprecio hacia su vida (así lo refleja la acusación particular), sino que recibió un solo golpe”. Esta versión, afirma, viene avalada “en todos y cada uno de los informes médicos que obran en la causa” y por “varios testigos que presenciaron los hechos directamente”.

Rubén Á. H., que ingresó en prisión preventiva el 29 de julio 2017 por esta causa al reconocer tras su arresto que participó en la pelea (entonces no sabía que había tocado a Germán), solicitó declarar voluntariamente en el juzgado un año después para reconocer la autoría del único golpe que provocó la caída al suelo del camarero. Además, “pidió perdón tanto al lesionado como a su familia, se mostró realmente arrepentido y, en la medida de sus posibilidades económicas viene reparando el daño causado desde que le fue concedida la libertad provisional”.

La defensa de este joven, que ya ha acabado el Bachillerato, asegura que ha estado trabajando como autónomo y ahora, con 22 años, estudia un módulo. Entiende que se deba imponer una condena por el golpe causado a Germán, pero “adecuada” a los hechos. Niega que fuese un homicidio en grado de tentativa, como defiende la familia del camarero, ni unas lesiones cualificadas, como sostiene la Fiscalía, e insiste en solicitar una prueba médica que determine el alcance de las secuelas sufridas por Germán, pues su última valoración sanitaria es de 2018. Lo que sí niega es la agresión a uno de los amigos de Germán por los que también le piden cárcel. Además, destaca que Rubén Á. no tiene antecedentes ni detenciones previas y exige que se tengan en cuenta los atenuantes de embriaguez, reconocimiento de hechos, reparación del daño y dilaciones indebidas. Ahora, tras la presentación de todos los escritos de las partes, falta solo saber la admisión de pruebas antes de llegar a juicio en la Audiencia.

Las claves

  • Rubén Á. H. Natural de El Entrego, ahora tiene 22 años y afronta 14 y medio de cárcel por un delito de lesiones tras agredir a Germán Fernández en julio de 2017. 
  • La versión. El joven dice que se vio envuelto en una pelea entre dos grupos y que propinó “un golpe” en su propia de defensa cuando estaba bebido. 
  • Reparación. Rubén Á. H. pide perdón en su escrito y se ofrece a la familia de Germán para lo que necesite. También está abonando la indemnización. 

Compartir el artículo

stats