Un proyecto piloto de telemedicina rural impulsado por el Hospital Covadonga le ha hecho merecedor del Premio Carlos Canales-CEX a las Buenas Prácticas de Gestión, un galardón impulsado por el Club de Calidad que ha premiado también, en calidad de finalista, la residencia Abhal de Luarca. Ambos concurren ahora a la edición de los Premios CEX a nivel nacional. El plan del Covadonga, además, y según han explicado sus responsables, les está sirviendo como “proyecto piloto” para probar su intención de reconvertirse en un “hospital líquido”, experto en telemedicina, una vez termina la ambiciosa reforma impulsada en el complejo.

El proyecto del Covadonga se llama “sistema integral remoto de salud”, y consiste en un plan de control a distancia de pacientes de la aldea de Asiegu (Cabrales) y el valle de Peón (Villaviciosa). Surgió en colaboración con el CTIC y BHD Consulting, que es quien aporta la tecnología. Los sanitarios gijoneses, por su lado, facilitan su labor asistencial de manera altruista. “Empezamos hace poco más de un mes, pero estamos ilusionados”, defiende el gerente del complejo, Javier Valbuena.

La atención remota planteada se sirve de las consultas telemáticas ya habituales en pandemia y de novedosos dispositivos de monitorización que pueden medir, entre otras constantes, la presión sanguínea, los niveles de azúcar y el ritmo cardiaco de los enfermos sin necesidad de que se desplacen hasta Gijón.

Los médicos y enfermeras también puede verse cara a cara con estos asturianos por videoconferencia y emitirles recetas electrónicas válidas en toda la Unión Europea. El sistema permite cubrir desde la resolución de dudas simples de salud hasta seguimientos postoperatorios, controles de dieta, tratamientos de oxigenoterapia y vigilar el estado general de salud del enfermo con unas pulseras inteligentes que informan al hospital de su actividad diaria en tiempo real.

Todo forma parte del concepto de “hospital líquido” en el que el Covadonga espera convertirse tras su reforma de este año, que superará los seis millones de inversión y que incorporarán todos estos servicios, además de un robot inteligente para gestionar citas, en su cartera de atenciones tecnológicas. Su objetivo es lograr que pacientes que cambien su residencia temporalmente por motivos laborales puedan mantenerse en contacto con su médico sin corre riesgos.