Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un tercer carril en la avenida de Castilla rebajará el tráfico en la de la Costa

La reordenación, que afecta a un tramo de Suárez Valdés, facilitará el tránsito por Balmes, en El Coto, para circular entre el este y el centro

Tráfico en la avenida de Castilla.

Tráfico en la avenida de Castilla. Ángel González

El Ayuntamiento de Gijón va a ampliar en un carril un tramo de la avenida de Castilla y otro de la calle General Suárez Valdés, en dirección a la avenida de Pablo Iglesias, para facilitar que discurran por El Coto los flujos entre el este y la zona centro de la ciudad, como alternativa a la avenida de la Costa. El cambio se aplicará coincidiendo con el inicio de las obras para habilitar un nuevo carril bici en la calle General Suárez Valdés (pasada la avenida de Pablo Iglesias), algo que previsiblemente tendrá lugar antes del inicio del verano, si bien estas obras aún están en fase de contratación por parte del Ayuntamiento.

La modificación del tráfico afectará al tramo de la avenida de Castilla que va de la calle Ezcurdia a la avenida de la Costa, así como al primer tramo de la calle General Suárez Valdés, entre las avenidas de la Costa y Pablo Iglesias.

En lugar de los dos carriles de circulación en ambos sentidos que existen actualmente, pasará a haber tres en sentido a Pablo Iglesias por uno en dirección a la playa. El tramo viario elegido tiene actualmente una alta intensidad de tráfico, al sumarse el procedente de la propia Avenida de Castilla con el que hace el giro en esa dirección desde la calle Ezcurdia, produciéndose con relativa frecuencia embotellamientos que se prevén atajar con la solución planteada.

Gráfico

Entre los cambios para incrementar la fluidez del tráfico, se habilitará un único carril de giro hacia la avenida de Pablo Iglesias y dos que seguirán de frente por la calle General Suárez Valdés, desdoblando así el actual carril compartido que utilizan tanto quienes giran como los que siguen de frente.

En cuanto al otro cruce, el de la Avenida de la Costa, contará con un carril exclusivo para el giro en esa dirección, otro para continuar de frente y el tercero será compartido. La modificación no se aplicará a todo el tramo entre Ezcurdia y Pablo Iglesias, si no que el tercer carril se habilitará a mitad de manzana entre Ezcurdia y la avenida de La Costa.

La solución también contempla la adecuación de las fases semafóricas, entre otros motivos para hacer más sencillo el paso en bicicleta entre el tramo actual de carril bici en la calle General Suárez Valdés y su futura prolongación en esa calle, entre los cruces con Pablo Iglesias y Balmes.

La reordenación busca mejorar las condiciones de la calle Balmes como vial alternativo a la Avenida de la Costa en los flujos entre el este y el oeste de la ciudad, algo que incluirá, en un futuro, una reforma de la calle Balmes.

La opción de Balmes y de otras calles paralelas de El Coto por encima de esta ya es una ruta habitual para muchos conductores en los trayectos entre el este y el oeste de la ciudad. El uso de trayectos por El Coto, por ejemplo para acceder al Molinón o a equipamientos del este del concejo como los de Cabueñes, es ya frecuente entre muchos conductores.

La nueva reordenación del tráfico en la Avenida de Casilla y la calle General Suárez Valdés engarza con los cambios que el Ayuntamiento va impulsar a través del plan de movilidad que se está actualizando y que ya partía de la premisa de que los barrios de La Arena y el centro de Gijón sean áreas de prioridad no motorizada, estableciendo corredores transversales por encima de estos barrios. El equipo redactor del plan de movilidad está analizando en este sentido cómo afectará la remodelación del paseo del Muro, del paseo del Doctor Fleming y el cierre al tráfico de la Avenida de El Molinón, con alternativas para los flujos de circulación que llegarán hasta la Ronda Sur.

Un solo trayecto para bicis en la rotonda deprimida

Otra de las reordenaciones que se van a adoptar antes del inicio del verano es la correspondiente a la circulación de bicicletas por la rotonda deprimida del Piles, donde se va a establecer un itinerario para el carril bici, en lugar de la situación actual en la que las bicicletas pasan por distintas partes de la rotonda, generando un conflicto con el tránsito peatonal. Esta medida va a ser adoptada por la concejalía de movilidad a petición del grupo municipal de Ciudadanos, el cual solicitó en su día en la Comisión Municipal de Movilidad que se acometiera una reordenación en esa glorieta para resolver los conflictos entre viandantes y los usuarios de las bicicletas.

En síntesis, el cambio supone que sólo habrá un único tramo de carril bici, definido claramente con pintura roja, entre el Paseo del Muro y la salida al parque de Isabel La Católica, desde donde engarzará con el carril bici que va hacia el Kilometrín, en este caso cruzando la avenida de El Molinón. De esta forma se suprime el paso de bicicletas directo entre el Kilometrín y el paseo del Muro, que hasta ahora se viene haciendo directamente a través de la rotonda deprimida. El nuevo diseño prevé sendos pasos de peatones para cruzar el carril bici en el entorno del parque de Isabel la Católica, además de una zona compartida para peatones y bicicletas en el tramo que cruzará la avenida de El Molinón.

Compartir el artículo

stats