Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Arena apoya el tercer carril de la avenida de Castilla y El Coto teme un gran aumento de tráfico

Las obras de la avenida de El Molinón acabarán el próximo mes | Toda la oposición, salvo Ciudadanos, carga contra la reordenación

Cruce entre la avenida de la Costa y Castilla.

Cruce entre la avenida de la Costa y Castilla.

Las sensaciones van por barrios respecto al cambio de tráfico que va a aplicar el Ayuntamiento de Gijón para descongestionar la avenida de la Costa, habilitando un tercer carril –en sentido hacia Pablo Iglesias– en el último tramo de la avenida de Castilla y el primero de la calle General Suárez Valdés, tal y como desveló ayer LA NUEVA ESPAÑA. Mientras desde la asociación de vecinos de La Arena se espera que la medida contribuya a reducir el intenso tráfico que soporta la avenida de la Costa, desde la asociación vecinal de El Coto se rechaza que esto se haga a cambio de incrementar el tráfico en su barrio, en concreto a través de la calle Balmes.

La habilitación de un tercer carril entre la calle Ezcurdia y la avenida de Pablo Iglesias, a costa de reducir uno de los dos que ahora van hacia la playa en ese tramo supone para la presidenta de la Asociación de Vecinos de La Arena, Tita Caravera, que se “están haciendo experimentos para ver de qué manera descongestionan el tráfico por la avenida de la Costa porque con el cambio en la regulación de los semáforos no valió”. La dirigente vecinal señala que siempre hubo mucho tráfico por la avenida de la Costa, “pero más ahora”. “No se debe al cierre del Muro, sino que la mayor parte del tráfico es como si viniese de La Guía, por la calle Ezcurdia. El Muro nunca tuvo mucho tráfico”, asevera.

Caravera señala que el edil de Movilidad, Aurelio Martín, acompañado de un técnico, explicó a la asociación la reordenación del tráfico proyectada en base a “todos los datos de flujos de coches que tienen” en un encuentro en el que se abordaron otros asuntos de movilidad en el barrio: “Nos dijo que antes de mayo estará terminada la avenida de El Molinón y para el verano, el paseo del Doctor Fleming”. Respecto a la integración de la primera en el parque de Isabel la Católica opina que “tiene muy buena pinta y va a quedar muy guapo”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos de El Coto, Christian Guisado, mostró su rechazo a la reordenación del tráfico proyectada, que se hará efectiva antes del verano. “No queremos ser el descongestionador de los problemas al tráfico del centro. Si siguen así van a derivar todo el tráfico por El Coto”, señaló, a la vez que apunta que la asociación ya transmitió su postura hace días tanto a la alcaldesa, Ana González, como al concejal de Movilidad.

Reacciones políticas

Los cinco grupos de la oposición municipal también se pronunciaron ayer sobre la reordenación del tráfico en la avenida de Castilla y la calle Suárez Valdés. José Carlos Fernández Sarasola, portavoz de Ciudadanos, señaló: “No veo mal el cambio que se plantea, pero como todo, espero que haya un informe técnico de Tráfico que avale todos estos cambios y que a posteriori se puedan verificar sus ‘bondades’. La única ventaja es que es reversible si se ve que no cumple los objetivos perseguidos de reducir los atascos en la avenida Castilla y reducir el tráfico por la carretera de la Costa distribuyéndolo por Balmes y Feijoo”. Y confió en que ayude a resolver los problemas generados por el cierre de la avenida de El Molinón, “aunque sea tarde y a parches”.

Para Pelayo Barcia, de Foro, se trata de “otra chapuza más”. “La idea de cerrar el Muro incrementó el tráfico en la avenida de la Costa y ahora lo parchean derivándolo a las calle Balmes y Cienfuegos. Acabarán quitando el aparcamiento en estas calles por el tráfico, es el efecto de la improvisación constate”, aseveró.

Laura Tuero, de Podemos-Equo, indicó: “No nos dejará de sorprender la capacidad del actual equipo de gobierno de anunciar importantes medidas en materia de movilidad sin conocer dato alguno sobre los que se basan estos cambios. Lo que está claro es que las intervenciones en unas zonas tienen amplias repercusiones en otras que parece que se intentan parchear con medidas como las anunciadas y que no sabemos qué efecto tendrán”.

Ángeles Fernández-Ahuja, del PP, considera que el cambio previsto forma parte de “una onda expansiva de la nefasta política de movilidad llevada a cabo por el gobierno local, con el punto neurálgico de las peatonalizaciones del Muro y de la Avenida de El Molinón”. La concejala cuestionó además que se plantee incrementar el tráfico en un entorno escolar, como es el del Corazón de María.

Eladio de Concha, de Vox, califica de “dislate” la reordenación del tráfico planteada y que cree derivada del “engendro” del cascayu y el cierre de la avenida de El Molinón. “A lo único que lleva esto es al desorden del entorno y a la chapuza tras chapuza”, aseveró.

Compartir el artículo

stats