Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los artesanos se asientan en el Pueblo de Asturias: “Está siendo un año duro”

El mercado ecológico celebra su último fin de semana de talleres, con las plazas agotadas

16

Aurora Vázquez, ayer, aprendiendo a hacer una cesta de mimbre bajo las instrucciones del artesano José Ramón Vázquez, en el Museo del Pueblo de Asturias. Ángel González

El Museo del Pueblo de Asturias es este fin de semana una de las sedes nacionales de la artesanía de la mano del Mercado Artesano y Ecológico de Gijón, que se suma todos los años a una campaña europea de dinamización con talleres. La pandemia ha limitado en parte la celebración de este año, que ha tenido que relegarse al Museo del Pueblo de Asturias y sin contar con los grandes grupos de niños de otros años. A cambio, los artesanos lanzaron para ayer y hoy 205 plazas para adultos de cursos breves, de cuatro horas, que sirvan de introducción a las técnicas de los cesteros, ceramistas y expertos en telares, cuero y fotografía. “Fue un lleno completo, recibimos 320 solicitudes”, aplaude Javier Ruiz-Cuevas, responsable del mercado y organizador de la cita, que se replica en Avilés y Colunga.

La jornada de ayer, al amparo del tendayu, permitió Aurora Vázquez hiciese sus primeros pinitos como cestera bajo la atenta mirada de José Ramón Vázquez, que lleva media vida practicando el oficio. El artesano intentó ser un “profe bueno” y planteó sus cuatro horas de taller con los modelos más simples que se le pudieron ocurrir, con el fondo de madera ya hecho y con un cruzado sencillo de varas de mimbre. “Esto nos ayuda a tener visibilizar, porque ha sido un año duro, y cada vez quedamos menos”, agradece.

Desde Cimadevilla, se acercó a La Guía Belén Vega, conocida artesana del barrio alto y experta en el mundo de los telares. Aprovechó la jornada para recuperar una técnica ya casi en desuso, el telar de cintura, que permite un trabajo más manual y sin necesidad de un aparataje complejo. Ella misma sigue usando esta técnica, asegura, “para cosas pequeñas”, sobre todo ligas y cinturones. Estos talleres por los Días Europeos de la Artesanía motivó ayer la visita de los ediles Santos Tejón y Salomé Díaz, que defendieron la iniciativa como “otra forma de impulso” a un sector que arrastra un año complicado. “Ojalá sirva para que algún gijonés descubra este oficio como su verdadera vocación”, espera Tejón.

Compartir el artículo

stats