DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Alcaldesa remodela su gobierno con Natalia González en Educación, Manuel Ángel Vallina en Cultura y Dolores Patón en Urbanismo

Salomé Díaz se encargará de Memoria Histórica y el área de Salud Animal incorpora Cooperación al Desarrollo. La Regidora priorizará el área de políticas europeas

Una reunión del gobierno local, al principio del mandato.

Una reunión del gobierno local, al principio del mandato. Ángel González

Remodelación de calado en el gobierno local. La alcaldesa, Ana González, ha decidido finalmente distribuir las áreas que tenía el concejal Alberto Ferrao, que dejó el cargo por decisión propia hace casi un mes, entre varios miembros de su equipo. Natalia González sumará Educación y Juventud a sus actuales competencias de Bienestar Social y Derechos. Manuel Ángel Vallina, que entrará en la Corporación en sustitución del edil dimisionario, se hará cargo de Cultura. Y el área de Memoria Histórica recaerá en Salomé Díaz, que ya está al frente de Participación Ciudadana, Mercados y Consumo. Por su lado, Dolores Patón asume el área de Urbanismo y todo el departamento de distritos. Otra de las novedades es que el área de Salud Animal incorpora Cooperación al Desarrollo.

La Regidora quiere además potenciar los asuntos relacionados con Europa ante el próximo reparto de los fondos de Bruselas para la reconstrucción por la crisis del coronavirus y es probable que delegue esta materia, hasta ahora en sus propias manos. Los cambios, que llegan cerca del ecuador del mandato, tratan de dar un impulso a algunas de las políticas que la coalición del PSOE e Izquierda Unida considera fundamentales.

Dolores Patón Ángel González

La reestructuración fue el tema central de una reunión telemática en la que ayer participaron todos los miembros del equipo de gobierno. El anuncio cogió por sorpresa a algunos de los asistentes porque supone una modificación de planes respecto a lo anunciado por González tras la dimisión de Ferrao. Por entonces, la Alcaldesa se inclinó por que todas las áreas de la concejalía vacante recayesen en Vallina, aunque también advirtió de que no era descartable al cien por cien alguna pequeña modificación. Finalmente, la reorganización no será menor y quedó aprobada en una Junta de Gobierno fijada para esta mañana tras la inclusión de un punto que no figuraba en el orden del día.

Natalia González. Juan Plaza

Natalia González se consolida como una de las “mujeres fuertes” del equipo al asumir una macroconcejalía, con Educación y Bienestar Social, dos pilares de la acción municipal. Un movimiento que libera de carga, respecto a la idea original, a Manuel Ángel Vallina, que debutará como edil en el Pleno del próximo 21 de abril y que no tiene experiencia de gestión en las administraciones públicas. La entrega de Memoria Histórica a Salomé Díaz buscará engrasar la relación con los colectivos de la ciudad que reivindican la rehabilitación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista y promover iniciativas en esa dirección.

Una de las grandes incógnitas ahora es quién presidirá la Fundación Municipal de Educación, Cultura y Universidad Popular tras la separación de las competencias en dos concejalías. El cargo, ocupado hasta ahora por Ferrao, es de máxima relevancia porque en este órgano se deciden muchas de las actuaciones relacionadas con los colegios públicos de la ciudad, con los equipamientos culturales y artísticos y con la puesta en marcha de iniciativas que favorecen la formación y el bienestar. Y porque está llamado a desaparecer tal y como ahora está concebido de acuerdo a un plan que lo subsumirá en la estructura municipal, como una herramienta propia del Ayuntamiento y no autónoma.

Manuel Ángel Vallina. Ángel González

La remodelación que acomete la Alcaldesa es la segunda que se produce en lo que va de mandato. La primera tuvo lugar a principios de agosto de 2019, al mes y medio de que echara a andar la Corporación, cuando Aurelio Martín, único concejal de Izquierda Unida, entró a formar parte del gobierno tras un acuerdo de su formación con los socialistas para configurar la actual coalición. Aquella llegada obligó a reordenar algunas áreas. José Luis Fernández cedió Movilidad a Martín, reteniendo Urbanismo y Seguridad Ciudadana; y Carmen Saras hizo lo mismo con Medio Ambiente, asumiendo Salud Animal y la gestión de los distritos Centro y Oeste, que hasta ese momento eran responsabilidad de Dolores Patón.

Durante este tiempo, también se han producido otros cambios menores en la distribución de responsabilidades de cada concejal de gobierno. El más reciente tuvo lugar hace apenas unos días, cuando la portavoz y edil de Hacienda, Marina Pineda, entró a formar parte de la comisión de Urbanismo en sustitución de Natalia González. Además, se han llevado a cabo algunos relevos en puestos de designación política. Es el caso de las incorporaciones de Marco Antonio Luengo como director de la Fundación Municipal se Servicios Sociales y de Daniel Martínez Junquera como director de Turismo dentro de la empresa municipal Divertia.

Salomé Díaz, con Dacio Alonso, de la Unión de Consumidores. Marcos León

Los protagonistas del cambio

  • Natalia González suma a sus responsabilidades de Bienestar Social y Derechos las áreas de Educación y Juventud. Esta “macroconcejalía” la confirma como uno de los pilares del gobierno local. El trabajo que ha desarrollado hasta ahora tiene un gran respaldo en las filas socialistas.
  • Manuel Ángel Vallina será el encargado de la concejalía de Cultura. El militante socialista, que ocupó el 12.º puesto en la lista electoral, tomará posesión de su cargo como edil en un Pleno municipal que se celebrará el 21 de abril. No tiene experiencia como gestor en las administraciones públicas.
  • Salomé Díaz, concejala de Participación Ciudadana, Mercados y Consumo desde el inicio del mandato municipal, se ocupará también de Memoria Histórica, área relevante en el acuerdo de coalición entre el PSOE e Izquierda Unida.

Compartir el artículo

stats