Agentes de la Policía Nacional han detenido "in fraganti" a dos menores de edad cuando intentaban poner en marcha un coche al que habían hecho el puente. Los detenidos iban acompañados de otros dos adolescentes que todavía no habían cumplido la edad para tener responsabilidad penal.

 En la noche de ayer, sobre las dos de la madrugada, los policías que patrullaban  por el barrio de El Natahoyo detectaron a cuatro jóvenes manipulando el interior de un coche.  Al aproximarse al vehículo los ocupantes fingieron estar dormidos sin moverse de sus asientos ni intentar huir. Los agentes comprobaron  que la cerradura estaba forzada, el sistema de arranque estaba arranchado y los cables sobresalían de la carcasa del volante. El piloto y el copiloto habían intentado hacer funcionar el coche manipulando el bombín de arranque con una navaja que presentaba la punta doblada.  

Los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Gijón lograron identificar a los jóvenes pese a que se negaban reiteradamente a obedecer sus indicaciones, a abrir las puertas y a salir del interior. Los policías comprobaron que todos  eran menores de edad, dos de ellos incluso menores de 14 años exentos de responsabilidad penal que fueron entregados de inmediato a sus padres o tutores.

Se informó de esta tentativa de robo de vehículo al Fiscal de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias a cuya disposición pasaron los detenidos de 15 y 16 años de edad.