El comité de empresa de Ebhisa difundió ayer un comunicado en el que señala que “tras meses de expedientes forzados y modificaciones implantadas unilateralmente, el Comité de empresa hace responsable a la dirección de Ebhisa de la mala gestión y falta de organización que está provocando una drástica bajada de rendimientos en la prestación del servicio que ha motivado el desvío de barcos a otros muelles por no poder atenderse en Ebhisa. También denuncia que se está presionando a los trabajadores para que incumplan protocolos de seguridad con la intención de subir los rendimientos y que se acusa a la plantilla de realizar sabotajes para así justificar la ineficacia de un sistema que está lleno de fallos”.

Sindicatos y empresa se reunirán hoy en el SASEC para intentar alcanzar un acuerdo que evite la huelga indefinida convocada a partir de mañana por el comité, con el trasfondo del cambio de jornada laboral, pasando de trabajar todas las noches del año a sólo aquellas en las que haya barco.

El comité sostiene que “se dan noches con barco y sin personal para la descarga”, situación que se agravará “cuando empiece el periodo vacacional”. Además del desvío de barcos de Arcelor a la ampliación, otros se están despachando con demoras, algo que los sindicatos atribuyen a “falta de organización” sosteniendo que “se acusa a la plantilla de sabotajes para justificar la ineficacia del sistema”. CSI ha convocado otra huelga, a partir del lunes, por si se desconvoca la de mañana.