La Federación vecinal (FAV) anunció ayer que volverá a manifestarse si se reagrupan los centros de salud en horario de tarde y exigió el regreso de la atención presencial en todos los centros para el día 9 de mayo. “No ha sentado nada bien que vuelvan a ponerse encima de la mesa políticas de recorte”, criticó el colectivo, en relación a una posibilidad adelantada por LA NUEVA ESPAÑA. Rechaza, por tanto, la propuesta de los sanitarios gijoneses, que explicaron que el cierre obligado de siete de once centros en horario de tarde por la pandemia “brinda la oportunidad perfecta” de mantenerlo para reagrupar al personal en cuatro centros y aunar atención presencial con domicilios ante la falta de médicos y enfermeras.