DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gema Llamazares: “El arte es esencial en la sociedad, no es solo cosa de ricos”

“Coleccionar es un modo de vida”, señala la galerista en un coloquio del Ateneo Jovellanos

Gema Llamazares, ayer, antes del inicio del coloquio, celebrado en la Escuela de Comercio.

Gema Llamazares, ayer, antes del inicio del coloquio, celebrado en la Escuela de Comercio. Marcos León

“Coleccionar es un modo de vida, algo fascinante que está al alcance de todo el mundo. No es solo cosa de ricos, es parte esencial de la sociedad”. Gema Llamazares, galerista recientemente jubilada –aunque su hija continúa con la galería familiar– analizó ayer en un coloquio del Ateneo Jovellanos el papel del arte contemporáneo. Durante la charla, celebrada en la Escuela de Comercio, intentó romper con la imagen de actividad elitista e inaccesible. “Es algo que te engancha”, subrayó, antes de recalcar también la importancia de zambullirse en este mundo: “Cuando pase el tiempo lo que quedará son las obras de arte, las buenas partituras o los libros”.

Bajo el título “Arte contemporáneo, no se preocupen, sé que lo jamás lo entenderán”, Llamazares, licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Oviedo y componente del Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), hizo un guiño al filósofo Ludwig Wittgenstein utilizando “con tono jocoso” su expresión para aproximar al público al arte contemporáneo. “Lo importante es tener la intención de acercarse a él, tener una sensibilidad y un conocimiento”, relató.

Llamazares incidió en la necesidad de descubrir este mundo con la ayuda de un asesor. “Hay que dejarse guiar por un consejero, una persona competente”, comentó, antes de añadir que “una vez que te adentras, estás perdido de por vida, porque es algo que te engancha”.

Desde su experiencia de galerista se refirió también a las dificultades que vivió hace años ante el respeto del público a consumir arte. “Te cuesta empezar a vender arte contemporáneo, pero en el momento que se da ese paso y se lleva una obra a su casa, se cuelga y se empieza a convivir con ella siente una necesidad psíquica y física de poder segur incorporando más obras”, apuntó. “El arte te tiene que producir emoción, y como es algo que va a vivir contigo en tu casa tiene que producirte sensaciones”, reconoció Llamazares, que aludió de nuevo a la necesidad de introducirse en este mundo con ayuda: “Es importante saber lo que estás comprando y asesorarte hasta que tengas formado un concepto propio”.

Llamazares, que fundó su propia galería de arte en 2005, resaltó también la importancia de las nuevas tecnologías para acercar las obras al público: “Había que mandar un catálogo físico metido en un sobre con cuatro notas. Ahora te puede llamar un coleccionista de Canadá que te ha conocido en una feria o en tu catálogo web”.

Compartir el artículo

stats