Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud aplaza ampliar el consultorio de Nuevo Roces hasta después de 2032

“Vemos la luz al final del túnel”, aseguran los vecinos sobre el ambulatorio, que arrancará en 2023 con dos médicos y un pediatra

Por la izquierda, Gonzalo Canga, Dolores Patón, Lidia Clara Rodríguez, Jesús Menéndez y José Miguel Bernardo, en la reunión de ayer.

Por la izquierda, Gonzalo Canga, Dolores Patón, Lidia Clara Rodríguez, Jesús Menéndez y José Miguel Bernardo, en la reunión de ayer.

Nuevo Roces estrenará su ambulatorio en 2023 con la previsión de contar desde el primer día con dos médicos de atención primaria, un pediatra y los enfermeros correspondientes, aunque su capacidad máxima será de cuatro médicos, tres pediatras además de enfermeros. El proyecto del centro vislumbra una futura ampliación, pero la consejería de Salud descarta hacerla hasta pasado el 2032. El proyecto sale a licitación en junio, con un plazo de ejecución de 18 meses y una inversión final de 3,7 millones de euros. Las obras arrancarán antes de finales de año. “Es una planificación con sentido”, aseguró el presidente de la asociación de vecinos, José Miguel Bernardo, tras reunirse ayer con la directora general de Política y Planificación Sanitaria, Lidia Clara Rodríguez, para ver en primera persona las líneas maestras del proyecto.

El edificio, diseñado por el arquitecto Roberto Alonso, estará ubicado entre la calle Alicia Concepción y la avenida de Roces, aunque tendrá un acceso propio. Contará con dos plantas más un sótano, que en total suman 2.476 metros cuadrados. En la planta 0 estará el hall, la unidad de la mujer, el trabajador social y el punto de atención ciudadana. También la zona de extracciones, tres salas de pediatría y otras dos de odontología para el dentista y el higienista. En la primera planta habrá ocho consultas con un potencial de cuatro cupos, siendo cada cupo el equivalente a cerca de 1.700 pacientes. En ese piso también estarán los diferentes equipamientos para el personal. Por último, en el sótano estarán los aparcamientos, el almacén y los mecanismo de ventilación. El centro estará adaptado para discapacitados visuales y tendrá una escalera con “un diseño singular”.

El centro médico es ampliable. Sin embargo, Salud descarta por ahora esta opción al considerar que con esos equipamientos se pueden cubrir las necesidades hasta el 2032. La ampliación implicaría la construcción de dos nuevas consultas con sus correspondientes enfermerías que valdrían para dar cobertura a la población de Nuevo Roces hasta el 2036, que es cuando se estima que la zona alcance su máxima población.

Compartir el artículo

stats