Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Grupo planteará cancelar la subida de las cuotas sociales de 2020 y 2021

Las medidas a favor del socio que propondrá la directiva en la asamblea supondrán un ahorro a los abonados de más un millón de euros

Por la izquierda, Antonio Corripio, Joaquín Rubiera, Néstor Velasco, Elena Martín, Joaquín Miranda y Cristina Allende, ayer en el Grupo, durante la presentación del levantamiento topográfico.

Por la izquierda, Antonio Corripio, Joaquín Rubiera, Néstor Velasco, Elena Martín, Joaquín Miranda y Cristina Allende, ayer en el Grupo, durante la presentación del levantamiento topográfico. Juan Plaza

El Real Grupo de Cultura Covadonga propondrá en su asamblea del próximo lunes tres medidas a favor de sus socios para compensar la fidelidad de sus abonados durante el último año y medio de pandemia. La directiva ofrecerá la posibilidad de aprobar la supresión de la subida de cuotas del año 2020 y la acumulada del 2021, así como la cancelación de la subida de los precios de los usos generales del club. A ello habrá que sumarle los periodos del año pasado, que, por las restricciones sanitarias, el club no cobró por el uso de sus instalaciones. Según fuentes cercanas al club, sumando las tres medidas se espera generar un ahorro al socio que supera el millón de euros.

La entidad que preside Antonio Corripio espera aprobar estas propuestas para poder tener un gesto con sus socios sin llegar a endeudarse y poder seguir presentando unas cuentas saneadas. En términos generales, se estima que sumando las tres medidas equivale a la devolución de la cuota de un mes y medio. Una cifra muy a tener en cuenta en un momento complejo para la mayoría de clubes sociodeportivos para la ciudad.

La asamblea está fijada para el próximo 26 de abril, a partir de las 17.00 horas en el recinto ferial Luis Adaro. Será el primer encuentro que se celebre desde enero de 2020, cuando se proclamó el calendario electoral que culminaría con la reelección de Antonio Corripio sobre Pablo Jove. El club presentará en la reunión las cuentas de los ejercicios del 2019 y del 2020, así como el presupuesto de ingresos y gastos del presente ejercicio y las cuotas sociales.

En la memoria del 2020, que se presentó antes del primer estado de alarma, la entidad propuso una subida del 3,6 por ciento de las cuotas. La directiva plantea ahora suprimir esa subida, así como la correspondiente al 2021 con lo cual el precio del carnet se mantendría en las mismas cifras que en el año 2019.

Si los socios aprueban este punto, sería el tercer ejercicio de los últimos seis en el que el Grupo Covadonga no sube sus cuotas mensuales a sus socios. Con esta medida, el mantenimiento del precio de los usos generales del club y los periodos en que no se cobró por las instalaciones, la entidad espera compensar la fidelidad de sus abonados.

Una de las vistas de la maqueta virtual efectuada por el Grupo. Juan Plaza

La directiva prepara una segunda encuesta a los socios para el plan director

La directiva del Grupo Covadonga prevé efectuar una nueva consulta a los socios para decidir qué nuevos proyectos impulsar, a raíz de la actual situación de pandemia, complementando las prioridades ya marcadas por la masa social en la encuesta efectuada en 2019.

Entonces, los socios apostaron por un pabellón más para evitar que haya equipos que tengan que entrenar fuera del Grupo; más piscinas y pistas de tenis con variedades como de tierra batida y pádel y, en la parte social, más espacios de ocio para los niños, una guardería y la ampliación de la cafetería.

Esas prioridades se mantienen, pero el cambio de situación hace que el Grupo se esté planteando efectuar una segunda encuesta complementaria “por esta nueva situación en la que nos encontramos, derivada de la pandemia”, señaló ayer el presidente del Grupo, Antonio Corripio. Entre otras cosas, la directiva grupista tiene en mente que con la irrupción de la pandemia “los espacios al aire libre hoy en día están más solicitados que nunca” y también hay nuevos modelos de movilidad urbana.

Corripio hizo estas manifestaciones tras la presentación ayer del levantamiento topográfico en 3D de las instalaciones del grupo, una maqueta virtual que se facilitará a los arquitectos que vayan a participar en el concurso de ideas que convocará el Grupo para ver cómo se encajan en sus instalaciones los proyectos demandados por los socios en las encuestas y las futuras actuaciones enmarcadas en el plan director.

Antes de convocar el concurso de ideas del plan director debe culminarse la tramitación con el Ayuntamiento, la Demarcación de Costas y la Confederación Hidrográfica. El siguiente paso será decidir, por parte de los socios cómo se financia. En ese sentido, la propuesta de la directiva grupista es conseguir que el Consejo Superior de Deportes conceda al proyecto el carácter de “interés social”, algo que permitiría que empresas privadas lo financiaran sin ninguna contraprestación a cambio por parte del Grupo, dado que podrían deducir esas aportaciones de sus declaraciones del Impuesto de Sociedades, explicó Corripio.

Es clave “que financieramente pueda ser ejecutable y sostenible” el plan director, señaló, lo que supone “que no se traduzca en un mayor endeudamiento del Grupo”. La otra alternativa de financiación es esperar a que la entidad liquide su deuda actual en 2023.

Por otro lado, Antonio Corripio indicó que ha quedado descartado el proyecto de residencia de deportistas en La Torriente porque los socios no lo consideraron prioritario en la consulta efectuada en 2019.

Corripio aboga por que el Piles no se mire solo desde el punto de vista hidromorfológico

Antonio Corripio también se refirió a las dudas de la Universidad Politécnica de Madrid sobre la propuesta grupista para mantener el anillo navegable con presas hinchables. Desde el punto de vista “exclusivamente hidromorfológico; tienen en cuenta nada más que el río y lógicamente, ahí coincidimos que quizá lo mejor para el río sea que no hubiera ningún tipo de obstáculo para que hubiera una libre circulación del agua, pero en cualquier proyecto se tiene que tener en cuenta no sólo el río, sino también su entorno y el impacto que una medida, como puede ser la eliminación del anillo navegable, tiene desde el punto de vista económico, social y deportivo”, señaló Corripio.

El directivo afirmó que, si el río se pudiera recuperar totalmente, el Grupo daría un paso atrás, “pero la recuperación del río en su totalidad, incluso en un porcentaje medianamente alto es imposible, porque hay mucho terreno que le tiene comido la ciudad”. Por otro lado, Salud autorizó ayer la reapertura de las duchas de las instalaciones grupistas en las mismas condiciones en las que estaban cuando las prohibió hace un mes, indicó.

La sección de piragüismo del Real Grupo de Cultura Covadonga apuesta por innovar para exigir la utilización del anillo navegable del Piles con la grabación de un vídeo musical

Compartir el artículo

stats