Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El embargo de 47.000 toneladas de carbón a NMR desvela múltiples deudas de la firma

La empresa, asentada en El Musel y que acumula impagos con otras compañías y el Puerto, tendrá que descargar el mineral embarcado

El “Tramp Lady”, ayer, en el Muelle Norte de El Musel, con un acopio de carbón a la izquierda.

El “Tramp Lady”, ayer, en el Muelle Norte de El Musel, con un acopio de carbón a la izquierda. Marcos León

Una deuda de 125.935,80 euros contraída con una firma leonesa dedicada al transporte de mercancías por carretera y especializada en el sector del basculante ha llevado al Juzgado de lo Mercantil número 3 de Gijón a embargar cautelarmente las 47.000 toneladas de carbón que la empresa Natural Mining Resources (NMR) estaba cargando en el Muelle Norte de El Musel, en el buque “Tramp Lady”. Además, toda la carga que ya estaba a bordo deberá volver a tierra a la espera de que se resuelva el conflicto judicial por una de las múltiples deudas que acumula esta firma asentada en el puerto gijonés y patrocinadora oficial del Real Oviedo. Desde la compañía, que el pasado viernes fue objeto de una inspección de Hacienda, declinaron ayer pronunciarse sobre el auto judicial al ser preguntados por este periódico.

La decisión del magistrado Rafael Abril, titular del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Gijón, llegó sobre las diez y media de la mañana, tras recibir la demanda de Basnorte Operador de Transporte S. L., con sede en León y dedicada a todo tipo de portes y graneles. Esta mercantil reclama 125.935,80 euros a NMR, tal y como argumenta en su demanda mediante la expedición de facturas por los servicios prestados que no han sido satisfechos. “Una considerable cuantía”, describe el juez en el auto, contra el que no cabe recurso. Es por ello que desde la empresa leonesa se solicitó la intervención de esa carga de carbón por vía de urgencia.

“Las noticias periodísticas evidencian una carga actual o inmediata de la mercancía titularidad de NMR en el puerto de Gijón, existiendo, por tanto, urgencia en la adopción de la medida solicitada, pues perdería su efecto en el caso de que el barco partiera hacia su destino y no pudiera acordarse el embargo preventivo solicitado”, razona el magistrado para atender a la medida cautelar solicitada. A los estibadores de Marítima del Principado encomendó, además, la labor de embargo de todo el carbón.

El de ayer no es el único problema, litigio o contratiempo al que se enfrenta en los últimos tiempos NMR, que el año pasado movió más de cuatro millones de toneladas de carbón por El Musel, donde tiene su principal plataforma logística en una superficie de alrededor de 120.000 metros cuadrados. Según las fuentes consultadas, son múltiples las deudas contraídas con otras empresas asturianas y del resto del país, incluido el propio puerto de El Musel.

De hecho, el pasado viernes recibió una inspección de Hacienda y son ya varias las voces que vislumbran un posible concurso de acreedores en un futuro cercano. Y desde hace dos meses tiene paralizada la actividad en la cantera que posee en La Espina por decisión de la Dirección General de Minas del Principado, que ha incoado un expediente por intrusión, supuestamente, en una concesión minera ajena, tras la denuncia interpuesta por Caolines de La Espina ante el Gobierno regional. En este último caso, y a pesar de lo solicitado en esa demanda, NMR embarcó dos cargamentos sin que el juez embargase la carga cautelarmente como ocurrió ayer.

La firma en cuestión, además, posee otro cargamento de 160.000 toneladas de carbón ruso, que pertenecen a una compañía suiza, que está paralizado por discrepancias en el precio de venta. Ese conflicto está en vías de resolución por la Corte Internacional de Arbitraje de Londres. Cuando la vendedora del carbón quiso mover la mercancía, a expensas del pronunciamiento, un juzgado gijonés se lo denegó.

Claves

  • Deudas. La empresa, asentada en El Musel, mantiene deudas con varias empresas de la región y nacionales. También con la Autoridad Portuaria. 
  • Denuncia. Una de las firmas a la que le debe dinero NMR llevó al juzgado la petición de embargar la carga que estaba embarcando en el “Tramp Lady” de forma cautelar.
  • Embargo. Ante la posible partida del buque, el juez embargó toda la carga de carbón, hasta 47.000 toneladas. Todo lo cargado deberá volver a tierra. 


Compartir el artículo

stats