Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La espera para la ITV en Tremañes se sitúa ya en los dos meses

La plataforma contra la estación en Granda estima que hacerla en un polígono permitiría acabar antes con la creciente saturación

Estación de la ITV de Tremañes.

Estación de la ITV de Tremañes. JUAN PLAZA

Dos meses. Ese es el tiempo mínimo que se ven obligados a esperar los conductores que solicitan cita previa para pasar la inspección técnica de vehículos (ITV) en la única estación que Itvasa tiene en Gijón. Se trata de un plazo similar al de Avilés y que, en el conjunto de Asturias, solo se supera en Mieres. En concreto, y según ha comprobado este diario, Itvasa no ofrece en estos momentos citas para pasar la ITV en la ciudad hasta el próximo 24 de junio. El Principado reconoce que la estación de Tremañes está saturada y de ahí que haya impulsado el proyecto para construir otra en unos terrenos de la parroquia de Granda que Itvasa adquirió a la Cooperativa de Agricultores a finales del pasado año. Un plan paralizado tras un fuerte rechazo vecinal.

La plataforma contra la ITV de Granda estima que la necesidad que tiene Gijón de contar de forma rápida con una segunda estación para pasar la inspección, a la vista de la saturación y de los largos plazos de cita previa que rigen en Tremañes, refuerza la exigencia de que se busque un emplazamiento alternativo. Y es que, a su juicio, el hecho de que Itvasa haya decidido anular el proceso de contratación de las obras para la construcción el equipamiento, una vez constatado que el proyecto presentado en el Ayuntamiento no le va a permitir obtener los permisos municipales debido a sus múltiples carencias, amenaza con alargar el proyecto hasta hacerlo poco menos que inviable.

Entre otras cuestiones, los informes emitidos por diversos departamentos municipales advierten de que el visto bueno para las licencias depende de que Itvasa sea capaz de justificar que la ITV prevista para Granda se ubica en una parcela de fácil acceso y que el flujo de vehículos que generará la instalación no provocará atascos de tráfico en la zona. Los técnicos de Movilidad del Consistorio también reclaman a Itvasa, una sociedad anónima participada de forma íntegra por el Principado, que presente los datos relativos a los tráficos que se crearían, un aspecto clave que no figura en la documentación que ha sido remitida por la empresa al Ayuntamiento. Es más, en el caso de que se vayan a superar los umbrales establecidos en la normativa, la promotora estaría obligada a redactar estudios de evaluación de la movilidad. Tampoco se ha acreditado hasta ahora el cumplimiento de la normativa de incendios, de los estándares de aparcamiento y de las ordenanzas municipales de ruido y de protección del medio ambiente atmosférico.

En esta tesitura, la plataforma vecinal entiende que no se cumplen las condiciones de rapidez y comodidad que se argumentaron en principio para justificar la decisión de construir la ITV en Granda. “Visto el proyecto y lo que piden los técnicos municipales se acabaría mucho antes si se optase por la alternativa de un polígono industrial del municipio”, subrayan los vecinos.

Itvasa decidió el pasado día 8 el desestimiento de la licitación consciente de que, para obtener el permiso municipal, tendrá que introducir en el proyecto “modificaciones cuyo alcance total aún se desconoce” y que le impiden seguir adelante con la iniciativa tal y como la tenía planteada. Se trata de una situación que la sociedad estima “no subsanable”. Por su lado, la alcaldesa de Gijón, la socialista Ana González, ha advertido de que Itvasa no contará con la licencia de obras para la ITV de Granda hasta que no adapte el proyecto a los requerimientos técnicos. Tal y como está planteada la solicitud de la empresa no obtendrá nunca la autorización municipal, ha advertido la Regidora.

Compartir el artículo

stats