Prudencia y optimismo. Son las dos sensaciones que transmitió ayer Antonio Corripio, un día después del abrumador apoyo que recibió de la asamblea del Grupo a sus presupuestos para 2021. El presidente se mostró satisfecho de que el 95 por ciento de los socios respaldara la congelación de las cuotas, así como el precio de los cursillos. “La valoración es muy positiva, hemos conseguido un apoyo de los socios por encima del 90% en todas las votaciones, y del 95% en el presupuesto”, explicó el máximo mandatario de la entidad sociodeportiva. “Se demostró la confianza de estos socios en esta junta directiva. La confianza y el apoyo del socio es algo fundamental y lo demostró en todas las votaciones”, subrayó el dirigente, tras la primera junta de la entidad celebrada en pandemia, y en la que se aprobaron las cuentas de 2019 y 2020, así como el presupuesto para el presente ejercicio.

Uno de los temas abordados en la asamblea fue el anillo navegable, donde dos socios mostraron su queja por el conflicto con el Ayuntamiento. “Ojalá se tome una decisión consensuada, en la que la compatibilidad del anillo navegable sea un hecho”, expicó Corripio. Y añadió, sobre las relaciones con el gobierno local del PSOE e Izquierda Unida, que él siempre defenderá los intereses del club: “Somos una entidad que busca una relación exquisita con todas las instituciones y mucho más con nuestro Ayuntamiento. Una cosa es ser una entidad amiga y otra sumisa, que no lo somos. El Grupo tiene que defender esas compatibilidad del anillo navegable, con cualquier tipo de acción que se haga en el Río Piles”. La asamblea del Grupo fue la primera desde 2019 debido a que el año pasado hubo que suspenderla por la pandemia.