Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Coto no tendrá nuevos aparcamientos tras la pérdida de plazas en Pablo Iglesias

El concejal de Movilidad descarta hacer obras en la calle Balmes y destaca que la vía mantiene el tráfico previo al cierre del paseo del Muro

Una vista de la calle Balmes, ayer.

Una vista de la calle Balmes, ayer.

No habrá remodelación de la calle Balmes. Aun más. El gobierno local no tiene previsto acometer ninguna obra en El Coto que conlleve pérdida o recuperación de aparcamiento o reordenación del tráfico más allá del anunciado carril bus de la avenida Pablo Iglesias. Una actuación prevista para el año que viene y que supondrá perder 78 plazas de aparcamiento. Esas son las consignas de la concejalía de Movilidad, tal y como explicó ayer el edil Aurelio Martín (IU) en la comisión de Seguridad, Movilidad y Medio Ambiente en respuesta a una serie de preguntas de la concejala del Partido Popular, Ángeles Fernández-Ahúja.

Martín presentó también a los miembros de la comisión datos referidos al tráfico por la calle Balmes a lo largo de lo que va de año y en los mismos periodos de los años 2019 y 2020. Su objetivo era demostrar que –al margen del evidente desfase respecto a los días de prohibición de la circulación por el confinamiento total que impuso el estado de alarma en marzo del año pasado– no hay números objetivos que evidencien un incremento en el paso de coches. Y menos que ello se pueda achacar al cierre del Muro y su incidencia en otras vías del entorno. Especialmente en la avenida de La Costa.

El último cambio anunciado desde la concejalía de Movilidad en la zona supone ampliar en un carril un tramo de la avenida de Castilla y otro de la calle General Suárez Valdés, en dirección a la avenida de Pablo Iglesias, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA, para que discurran por El Coto los flujos entre el este y la zona centro de la ciudad como alternativa a la avenida de La Costa. Un cambio cuya ejecución se vincula a las obras de un carril bici en la calle General Suárez Valdés. Para la popular Fernández-Ahúja estas modificaciones se justifican precisamente “por los atascos que con frecuencia se forman en la avenida de La Costa” y tendrán “una especial incidencia sobre la calle Balmes”.

Los datos de aforo presentados por Aurelio Martín sobre la calle Balmes hacen referencia, por un lado, al tramo de Leopoldo Alas a Ramón y Cajal, y por otro, al de Usandizaga a General Valdés. En lo que va de año, el día con más tráfico en ese primer tramo fue el 19 de marzo, con 6.184 vehículos registrados. No muchos más que los 6.115 registrados en el mismo viernes del mismo mes, pero de 2019. La pandemia fue lo que marcó la diferencia en 2020 con 4.605 vehículos. La cifra más alta en el segundo tramo se registró en el primer lunes de este mes de abril con 2.381 vehículos. El mismo primer lunes de abril pero de 2019 habían sido pocos menos: 2.280. En el año 2020 la cifra cayó hasta los 524 vehículos. Todas las gráficas de los tres años marcan dinámicas similares hasta llegar al confinamiento de marzo de 2020 y su prolongación en el tiempo con diferentes grados de prohibición a la movilidad.

Hay que tener en cuenta, además, que estos aforos se corresponden con el global de la jornada y la calle Balmes es una calle con dos carriles y capacidad de 1.000 vehículos a la hora por cada carril. De Leopoldo Alas a Ramón y Cajal, los registros más altos de la calle Balmes se dieron en enero de 2019 con tres jornadas con más de seis mil vehículos y los mas bajos en abril de 2020 con jornadas de poco más de 400 vehículos. En lo que tiene que ver con el tramo de de Usandizaga a General Suárez Valdés, también son superiores las ratios de 2019 que las de 2021 de manera general. En todos los casos muy lejos de la capacidad total de la vía.

ORA de residentes

En cuanto a las posibles reordenaciones de calles de El Coto para compensar las pérdidas de plazas en Pablo Iglesias, desde la concejalía de Movilidad se deja claro que no hay nada previsto. Ni lo habrá a la espera del nuevo Plan de Movilidad, cuyo diagnóstico inicial se espera para las próximas semanas y se acompañará del comprometido estudio sobre el aparcamiento en la ciudad. Además, se adelanta que cualquier opción, para El Coto o para otro barrio, será debatida con los partidos de la oposición, el Foro de la Movilidad y los consejos de distrito.

En su respuesta a la edil popular en comisión, el concejal de Movilidad sí recordó que la nueva ordenanza de Movilidad abre la puerta a la generación de zonas de aparcamiento solo para residentes. Las zonas “naranja” de la ORA. Una opción que no convence a la edil popular. “Eso significa más trámites burocráticos para los vecinos y la supresión encubierta de plazas de aparcamiento, al restringir su uso a otros conductores”, denunció Fernández-Ahúja para quien la mayor preocupación es que “se renuncia al proyecto que tiene verdadero interés general y que es la reforma integral de Pablo Iglesias pendiente desde 2007 como Manuel Llaneza”.

No sólo de la movilidad en El Coto se habló en comisión. También del barrio vecino de Viesques, donde José Carlos Fernández Sarasola, portavoz de Ciudadanos, reivindicó hacer de doble sentido la calle Pintor Alejandro Mieres, desde Anselmo Solar a Pintor Luis Pardo. Una opción que cuenta con el rechazo inicial de los técnicos de Tráfico al entender que podría congestionar más un ya congestionada calle Anselmo Solar. Aún así, desde la concejalía se abrió la posibilidad de volver a darle una vuelta al asunto. Tampoco consideran recomendable desde la Oficina de Tráfico la otra propuesta de Sarasola: autorizar el giro hacia la izquierda en la confluencia de la calle Argüelles con Álvarez Garaya. Dos iniciativas que el líder de la formación naranja transmitió en nombre de los vecinos de Viesques y el Carmen.

Hubo otros asuntos en la comisión. La popular Ángeles Fernández-Ahúja también llevó una pregunta sobre los planes municipales para el control de las playas este verano en caso de necesitarse un control de los aforos por motivos sanitarios. “Parece que no tienen nada decidido aún, lo que supone una falta de planificación total. En mayo ya está el salvamento los fines de semana y si la climatología acompañan no parece descabellado pensar que haya afluencia de personas a la playa”, recordó.

Podemos, por su parte, se interesó en comisión por la colocación de baños en las cabeceras de las líneas de autobús de Emtusa para el uso de los conductores. Siete son los baños previstos. “Cuando hablamos de derechos y bienestar laboral a veces pueden olvidarse los aspectos más básicos, lógicos y elementales, como es éste”, indicó la portavoz, Laura Tuero.

Compartir el artículo

stats