Hace un año y un mes los 20.000 socios del Centro de Mayores San Agustín de la zona centro se quedaron sin sede porque el Principado consideró que el pago del alquiler en el edificio del centro comercial del mismo nombre (400.000 euros) era demasiado elevado. A día de hoy siguen sin un espacio para poder realizar sus actividades y la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, reconoció ayer que se equivocó al no contar con una alternativa de ubicación. El Ayuntamiento urgió poco después al Principado una solución.

La Consejera señaló ayer que desde el principio han estado trabajando “codo con codo” con la asociación para personas mayores Gijón Centro con el objetivo de buscar un nuevo lugar, y si bien han sido varias las ubicaciones que se han tenido en cuenta, ninguna de ellas cumplía con los requisitos, por falta de espacio o por problemas de accesibilidad. El último local fue chequeado esta misma semana en la calle Marqués de San Esteban, pero ni tenía el tamaño suficiente ni contaba con ventilación adecuada, según revelaron los propios miembros de la asociación de mayores. “Sinceramente creía que esta misión no iba a ser tan imposible”, ha admitido la Consejera, quien asegura que siguen trabajando y espera que puedan encontrar un espacio “cuanto antes”, habida cuenta del “intenso compromiso” de la alcaldesa de Gijón, Ana González, quien “permanentemente se interesa por este tema”.

Pero más allá de la buena sintonía a la que apela la Consejera, el asunto parece haberse convertido en motivo de fricción entre Ayuntamiento y Principado. La socialista Marina Pineda, en su condición de portavoz municipal, aseguró ayer que desde el Ayuntamiento se había trasladado tanto a los usuarios como al Gobierno autonómico “el malestar por la situación que se generó”. “Es cierto que el Principado debe velar por la mejor utilización de los recursos públicos y buscar locales con un coste lo más asumible posible, pero en este caso debería haberse buscado el local antes de desalojar el centro”, dijo. El Ayuntamiento insiste en la “la necesidad inmediata de dar una solución a una situación”. Incluso ha revisado las opciones de locales que tiene el Ayuntamiento en la zona para ver si había alguno que pudiera cumplir con los requisitos, sin resultado de momento.

Foro, por boca de su secretario general, Adrián Pumares, y del portavoz municipal, Jesús Martínez Salvador, también exigieron ayer una solución para un centro por el que pasaban diariamente 600 personas. “El centro está cerrado porque un Gobierno del PSOE está recortando en Servicios Sociales y una alcaldesa de Gijón no está reivindicando que eso no ocurra”, denunciaron.