Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra “Porno”, de Maxi Rodríguez, llega hoy al teatro Jovellanos

“El proceso creativo de desarrollar temas difíciles de abordar ha sido un reto”, describe el autor

Representación de la obra “Porno” en Avilés.

Representación de la obra “Porno” en Avilés. Ricardo Solís

“Meternos en un jardín así nos paralizó bastante en el proceso creativo. Quería abordar este tema, el de la pornografía, pero hablar de muchas cosas, desde la familia, hasta un retrato un poco paródico de la sociedad contemporánea o de la falsa armonía del entorno familiar”. Maxi Rodríguez es el director de la obra “Porno”, una obra teatral cómica que se representa hoy en el teatro Jovellanos (19.30 horas), y que se estrenó hace medio año. “Fue un reto. Nos dicen que es muy meritorio desarrollar una comedia, con unos elementos que de entrada no son fáciles de abordar”, comenta el dramaturgo, colaborador de LA NUEVA ESPAÑA con su visión particular humorística en sus artículos de “Parando en Villalpando”.

Anacelia Álvarez, Sandro Cordero, Cristina Lorenzo, Roca Suárez forman parte del reparto de esta representación de “La Roca Producciones”, que supuso un desafío para su autor. “Meternos en este jardín así nos paralizó bastante en el proceso creativo”, comenta Maxi Rodríguez, que saca a colación un dato: “Casi el 80 por ciento de los adultos son consumidores de pornografía. Interesaba abordar esa especie de doble moral, todo el mundo lo condena, pero se consume, fue el punto de arranque”.

El argumento de “Porno” se sitúa en plenas fiestas navideñas, cuando un tipo descubre un vídeo de su cuñado en una página erótica. Este hecho es lo que condiciona la convivencia y las relaciones en el seno familiar. “Es una reflexión cómica sobre las contradicciones de nuestra sociedad, donde hay mucho vacío, en una sociedad empantallada, que mira más a las pantallas que a los ojos de la gente”, detalla Maxi Rodríguez, que añade en la misma línea que “dentro de lo que es la estructura familiar, hay una mirada un poco devastadora, pero desde la complicidad. Entra ahí el mundo de los cuñados, secretos y contradicciones”.

En torno a esa trama giran las emociones. “Incluso en un momento de confraternización, buenrollismo y armonía, estallan las costuras de las relaciones interpersonales de la familia, entre cuñados y hermanos, por eso, porque estamos inmersos en un mundo donde hay mucha mentira, mucha convención social, pero a veces la gente no saca a la luz muchos secretos”, explica el director de esta obra.

Maxi Rodríguez cuenta que la pornografía se sitúa como punto de partida, pero que le sirve para desarrollar otras vertientes como la pornografía emocional. “Es esa especie de exhibición emocional en redes sociales, y esa cosa de apelar a la emoción, instalarse en el victimismo, hay una presencia tremenda de las redes, que es un caldo de cultivo, para que se desarrollen otras realidades, o mundos paralelos”, indica el autor. “Se aborda con mucha comicidad, y apoyado en el trabajo actoral de cuatro titanes de la escena, la gente se lo va a pasar muy bien”, subraya.

Seis meses después de su estreno “La Roca producciones” llega a Gijón, en busca de la ansiada vieja normalidad. “Hay visos de que puedan salir más bolos y trabajar con más normalidad, pero el recorrido no ha sido fácil, con inconvenientes en el proceso creativo y con bolos a cuentagotas. Pero ahora percibimos un cierto optimismo”, concluye Maxi Rodríguez.

Compartir el artículo

stats