La búsqueda de los responsables de la agresión a un pescador vasco el pasado viernes en Fomento sigue en manos de la Policía Nacional, que ayer quedaba a la espera de poder entrevistar por fin a la víctima que, ya fuera de peligro, se preparaba para recibir su alta médica. Su declaración tratará de arrojar luz a las recogidas hasta ahora por otros testigos, que han arrojado versiones casi contradictorias de lo sucedido a los agentes.

El varón es un hombre nacido en 1972 que responde a las iniciales A. K. L.. Había venido a la ciudad con otros dos compañeros de trabajo para participar en la campaña del bocarte y salió en la noche de viernes con uno de ellos a tomar algo. Cuando despertó en el hospital tras una hemorragia y fractura craneal, ni siquiera recordaba el ataque, aunque todo apunta a que fueron dos o tres jóvenes quienes le atacaron al inicio de Marqués de San Esteban. Esta semana los agentes están tomando también declaración a vecinos de la zona.