Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moreda, cuna de la petanca más familiar

Cinco vecinos integran el Mafer, que nació como homenaje al padre del presidente y es el único club federado de la ciudad

Por la izquierda, José Antonio Huerta, Pedro Amuchastegui, Amador García, Eva Coronas y Álex Fernández, en el parque de Moreda, donde entrenan a la petanca.

Por la izquierda, José Antonio Huerta, Pedro Amuchastegui, Amador García, Eva Coronas y Álex Fernández, en el parque de Moreda, donde entrenan a la petanca.

El Petanca Mafer es un club especial. Primero, porque es el único equipo federado de este deporte que hay en Gijón. Segundo, porque Mafer es el acrónimo de Manuel Fernández, que fue el padre del presidente de la escuadra, Álex Fernández, quien decidió fundar el club para mantener vivo el recuerdo de su progenitor. Y tercero, porque entre los cinco integrantes que forman la entidad está Eva Coronas, una chica de 22 años que ejerce como secretaria y que, además, es hija de Álex Fernández, el presidente. De Moreda para el resto del mundo, queda claro que el Mafer es un club familiar que nace una clara vocación. “Buscamos que venga gente a jugar y que haya buen ambiente”, apuntan sus integrantes.

El Mafer lleva federado hace cosa de un mes y ya se ha estrenado en una competición de tripletas, hace dos semanas en Oviedo. Quedaron decimoprimeros de un total de doce participantes, un resultado que ni de lejos desanima a sus integrantes. El club lo forman, además de Coronas y Fernández, José Antonio Huerta, Pedro Amuchastegui y Amador García. “Ganamos en algunas tiradas. Hemos visto que podemos competir, pero lo más importante ahora es poder participar”, coinciden los deportistas.

La entidad se ejercita en la pista de petanca que hay delante de la asociación de vecinos de Moreda, en la calle Picos de Europa. Basta con pasar por ese lugar cualquier tarde soleada para comprobar que la petanca es una disciplina con muchos aficionados. Los del Mafer rompen un poco el tópico que se tiene de este deporte. Amador García es el mayor de los cinco y solo tiene 69 años. Álex, el presidente, que antaño fue jugador de fútbol en Tercera División, tiene 47. “Falta gente joven que quiera venir a jugar, pero este es un deporte estratégico, físico y de mucha precisión”, explican.

El Mafer es un club muy familiar. Y, además, literalmente. Es el acrónimo de Manuel Fernández, que fue el padre de Álex Fernández. Manuel nació en Gijón, en la Gota de la Leche, pero emigró a Uruguay, país en el que conoció a su esposa. Posteriormente, se mudaron a Barcelona donde los dos pudieron disfrutar de la gran afición que hay por la petanca en la ciudad Condal. Por avatares de la vida, regresaron a Gijón donde no encontraron gente para seguir practicando su deporte favorito. “Siempre le entristeció no poder seguir jugando y siempre hablamos de poder fundar un club”, explica Álex Fernández.

Aunque los cuatro llevan jugando desde hace cosa de cinco años, al final decidieron dar el paso de federarse hace pocas semanas. Ya han cumplimentado todos los trámites y forman a todos los efectos de la Federación Española de Petanca. Tienen hasta cinco patrocinadores, por aquello del boca a boca, y hasta camisetas personalizadas. “En Asturias, tenemos muy buenos jugadores y en Gijón hay mucha afición por la petanca”, destacan.

Para terminar de redondear la historia, el Mafer tiene otra nota especial. Se llama Eva Coronas, tiene 22 años y es la hija del presidente. Forma parte del club por echar una mano y también porque por estatutos, necesitaban ser al menos cinco miembros. Ella es la encargada de llevar las redes sociales de un equipo, que, además de querer disfrutar de la petanca, se marca un objetivo futuro. Poder impulsar algún tipo de competición en Gijón para dar cobijo a los muchos aficionados que hay en la petanca en la ciudad.

Compartir el artículo

stats