Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lluvia y el frío marcan el inicio de la temporada de baños en Gijón

Socorristas en la playa de San Lorenzo.

Socorristas en la playa de San Lorenzo.

“Se fueron los perros y vinieron los socorristas, pero seguimos igual, apenas estamos los bañistas de todo el año”. María Luisa Montero es una habitual de la playa de San Lorenzo. No falla a su cita con su baño diario en la “rampla”. Da igual que llueva, como sucedió ayer, o que el mar Cantábrico esté frío, con apenas 13 grados. A las 10.30 horas acudió a San Lorenzo, con los compañeros habituales, para pegarse un chapuzón. Con la temporada de baños abierta, con el primer día con servicio de socorristas en las playas urbanas de Gijón, la lluvia y el mal tiempo, dejaron el arenal gijonés reducido para paseos y algún valiente que desafió al día inestable y se atrevió a entrar al agua. “Que la gente se anime, que está el mar precioso, limpio y transparente”, dice Montero.

La temporada de baños se inició ayer en Gijón, recuperando la tradición de iniciar el servicio de Salvamento el 1 de mayo, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, ras el retraso de casi un mes del pasado año debido a la pandemia. “Era necesario que estuviésemos desde el principio porque así se garantiza tener una playa con la seguridad que se necesita”, explica Flor Palacio, la jefa del servicio de Salvamento.

Durante todo el mes de mayo habrá 14 socorristas vigilando las playas urbanas de Gijón (San Lorenzo, Poniente y El Arbeyal) durante los fines de semana. En junio la vigilancia ya pasará a ser diaria y se prolongará hasta el 30 de septiembre. Mientas que a mitad de junio se incorporará el servicio de Salvamento en las playas rurales (Los Mayanes, Cervigón, Peñarrubia y Estaño), donde la atención a los bañistas se prolongará hasta el 31 de agosto.

En 2020, debido a la pandemia, hubo que esperar al 31 de mayo para que el servicio de Salvamento iniciase sus labores. No obstante no lo hizo de forma completa hasta el 1 de julio. El verano se saldó con un solo incidente mortal, con un joven de 19 años ahogado en la zona de la escalera 0, conocida como “la Cantábrica”, donde aquel 24 de junio aún no estaba habilitado el puesto de socorrista. “Siempre que empezamos la temporada, lo hacemos con el objetivo de pasar la temporada sin lamentar ningún accidente mortal, y que los contratiempos sean los menores posibles”, explica Flor Palacio. La llegada de los socorristas se produce después de un caluroso mes de abril en el que ya hubo una nutrida presencia de asistentes a la playa. “La gente tiene ganas de salir y disfrutar del aire libre”, destaca Palacio.

Socorristas en la playa de San Lorenzo. Juan Plaza

Aún se desconoce el plan de actuación para el verano, si habrá controles de acceso para garantizar que no se superen los aforos y se guarden las distancias de seguridad en los arenales. El año pasado los serenos fueron los encargados de efectuar esta tarea. “No está establecido aún, desconocemos cómo se hará este año”, dice Flor Palacio, cuestionada sobre si el Servicio de Salvamento tendrá que asumir esta tarea este año. “Lo que está claro es que hay que tener prudencia en el agua y también con el covid”, afirma antes de añadir que “el año pasado, pese a ser una situación novedosa, salió todo bastante bien y salvo algún día contado en San Lorenzo y Estaño, no se superaron los aforos”.

El 1 de mayo deja inaugurado la temporada de playa en Gijón. Y lo hace con una llamada a la prudencia de los socorristas. “Buscamos que las playas tengan la mayor seguridad posible, y que la gente disfrute en las mejores condiciones. Hay que insistir en que hay que hacer una buena prevención, y que hay que tener cuidado con la mar, de la que no te puedes fiar”, apunta Flor Palacio, que también apunta las zonas en las que más cuidado hay que tener en San Lorenzo: “No me gusta decir que es San Lorenzo playa peligrosa, es una playa abierta, influenciada por las mareas y hay corrientes de salida, que cuando las condiciones empeoran, hay que tener cuidado. Eso sucede en la Cantábrica, la desembocadura del Río Piles y la zona centro”, destaca.

Estos son los horarios de vigilancia en las playas durante el verano

Del día 1 al 30 de mayo (Fines de semana)

Playas urbanas. De 11.30 a 19.00 horas. Habrá dos socorristas en Poniente, dos en El Arbeyal y cinco en San Lorenzo.

Del día 1 al 15 de junio (Diario)

Poniente y El Arbeyal. De 12.00 a 20.00 horas. Habrá dos socorristas y un auxiliar en cada una de las playas. 

San Lorenzo. De 10.00 a 21.00 horas. Habrá doce socorristas, seis lancheros y un auxiliar.

Del día 15 de junio al 31 de agosto (Diario)

Poniente y El Arbeyal. De 12.00 a 20.00 horas. Habrá dos socorristas y un auxiliar en El Arbeyal; y tres socorristas y un auxiliar en Poniente. 

San Lorenzo. De 10.00 a 21.00 horas. Habrá once socorristas, ocho lancheros y dos auxiliares. 

Playas rurales. De 12.00 a 19.00 horas. Los Mayanes, Cervigón, Peñarrubia y Estaño contarán con un socorrista en cada playa. 

Del día 1 al 15 de septiembre (Diario)

Poniente y El Arbeyal. De 12.00 a 20.00 horas. Habrá dos socorristas y un auxiliar en cada una de las playas. 

San Lorenzo. De 10.00 a 21.00 horas. Habrá doce socorristas, seis lancheros y un auxiliar.

Del día 15 al 30 de septiembre (Diario)

Playas urbanas. De 11.15 a 18.45 horas. Habrá dos socorristas y un auxiliar en Poniente y El Arbeyal. En San Lorenzo, cuatro socorristas, cuatro lancheros y dos auxiliares. 

Compartir el artículo

stats