Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El párroco de Pumarín, José Ángel Pravos, nuevo vicario episcopal de Gijón y Oriente

“Mi labor más inmediata será la de arropar y ayudar a los sacerdotes y cristianos”, afirma el religioso, que supervisará 251 parroquias

José Ángel Pravos.

José Ángel Pravos.

El párroco de San Miguel de Pumarín, José Ángel Pravos Martín (Ciudad Rodrigo, Salamanca, 1954), es el nuevo vicario de la zona de Gijón y Oriente tras la reestructuración del consejo episcopal llevada a cabo por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes. “Mi labor más inmediata será la de arropar y ayudar a todos los sacerdotes y cristianos de esta zona compuesta por los arciprestazgos de Gijón, Villaviciosa, Covadonga y Llanes”, valoró ayer José Ángel Pravos, que compatibilizará estas labores con las de la parroquia de Pumarín y el colegio San Miguel, dependiente del Arzobispado de Oviedo, y ubicado en el mismo bario. Hasta ahora, este cargo lo desempeñaba Jorge Cabal, que seguirá al frente de la parroquia de San Lorenzo.

El área de actuación de José Ángel Pravos es de las más amplias de la región. Son 50 parroquias en Gijón, 80 en Covadonga, 59 en Villaviciosa y otras 62 en Llanes que tendrá que supervisar. “Es una zona amplia y con realidades muy variadas; mi función será la cercanía con los sacerdotes y cristianos para llevar esas realidades e inquietudes al consejo episcopal y viceversa, mensajes de ida y vuelta”, valora el religioso, que con apenas nueve años se trasladó con su familia a Avilés.

Pravos Martín estudió en el seminario de Oviedo y en 1979 se convirtió en sacerdote. Vega de Rengos, en Cangas del Narcea, fue su primer destino y entre 1988 y 1997 ocupó el cargo de vicario episcopal de Occidente. Tudela Veguín y Sama de Langreo fueron sus otras labores antes de recalar en Pumarín en 2018. “Ahora son dos las preocupaciones, cómo seguir manteniendo y transmitiendo la fe, y el otro la reorganización de las comunidades pastorales”, valoró José Ángel Pravos sobre su nueva misión en la vicaría.

Compartir el artículo

stats