Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Absuelto el joven que cambió la cerradura de su expareja para recoger sus cosas

La mujer, que pedía cárcel, le denunció por robo con fuerza, allanamiento y coacción de género

Toga de un juez.

Toga de un juez.

Un joven ovetense, vecino de Gijón de 33 años, ha logrado salir absuelto del proceso judicial al que se vio sometido tras la denuncia de su expareja sentimental, que le acusó de allanamiento de morada, robo con fuerza y coacción de género por cambiar la cerradura del piso en el que convivían (ella lo había hecho primero) para poder recoger sus pertenencias tras la ruptura. El magistrado, titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Gijón, sostiene en su sentencia que no ha quedado demostrado que el afectado, defendido por la abogada Sofía Duart Álvarez de Cienfuegos, se llevase objeto alguno que no fuese de su propiedad, además de incidir en la idea de que la ley “impide condenar a las personas que son pareja por delitos patrimoniales cometidos entre sí”, siempre que no exista violencia por el medio.

El caso de autos tiene como protagonistas a este hombre y a su expareja, que mantuvieron una relación entre octubre de 2018 y hasta el 25 de abril de 2019, con momentos de convivencia en un piso de alquiler en el que también residían los dos hijos de la mujer, por lo que los dos tenían su respectiva llave de acceso. Fue ese día de abril de hace dos años el momento en el que, tras una discusión entre ambos, el joven decidió abandonar la vivienda tras dar por concluida la relación.

Horas después, una patrulla de la Policía Nacional recogió las pertenencias de este joven que les entregó directamente la mujer, que luego cambió la cerradura del piso. Al ver que no estaban todos sus objetos, el hombre volvió a por el resto, pero no pudo entrar porque la llave no se le permitía. Fue entonces cuando éste también llamó a un cerrajero, entró y se fue con el resto de sus cosas y dejó en el buzón una copia de la nueva llave, hecho fundamental de cara a su absolución en el juicio. La mujer, al ver ese cambio, le denunció por varios delitos, llegando a pedir una condena para él de dos años y tres meses de cárcel.

Compartir el artículo

stats