DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicia Ventura, una de los dos patronos privadas de Laboral que dejan su cargo: "Ojalá esto se reconduzca"

Ventura liga su decisión a la no renovación de la directora de actividades ni de la gerente del centro

Alicia Ventura, una de los dos patronas privadas de Laboral que dejan su cargo: "Ojalá esto se reconduzca"

Alicia Ventura, una de los dos patronas privadas de Laboral que dejan su cargo: "Ojalá esto se reconduzca"

Alicia Ventura, de Gestión Arte y Ventura, abandonó ayer junto a Jaime Sordo, de la colección Los Bragales, la Fundación La Laboral, la entidad que rige Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, tal y como avanzó LA NUEVA ESPAÑA, tras la celebración de una reunión extraordinaria que presidió la consejera de Cultura, Berta Piñán, ante la deriva del centro. Sordo y Ventura figuran en el organigrama como miembros corporativos benefactores y esta segunda vinculó, en conversación con este periódico, su salida a la decisión de no seguir contando su gerente y su directora de actividadesLucía García Karin Ohlenschäler, a las que no se renovará su contrato y cuyo puesto se fusionará en uno solo. "Nos hemos enterado por la prensa y es una decisión que se tiene que tomar dentro del patronato", apuntó esta mañana Ventura. "En mi caso, fue una decisión que tenía meditada pero que terminé de tomar ayer. Ojalá, por el bien de Laboral esto se recapacite y se reconduzca", aseguró.

Por su parte, la alcaldesa, Ana González, que ya ayer mostró su preocupación por la deriva del centro, volvió a referirse esta mañana a la situación que atraviesa uno de los principales equipamientos culturales de Gijón. González apuntó esta mañana que el diálogo con el gobierno autonómico sobre el futuro de Laboral Centro de Arte “lo ha habido, lo hay y lo seguirá habiendo”, recordando las dificultades que el centro arrastra ya desde anteriores legislaturas y defendiendo recuperar la esencia de un centro cultural que fue concebido para aunar arte, tecnología, ciencia y empresa. La mandataria municipal insistió así en un planteamiento que contrasta con el giro que la Consejería de Cultura está dando a Laboral, que a juicio de la Alcaldesa “no puede equipararse a otros centros de arte o a salas de exposiciones”.

Sobre la situación de Laboral y el diálogo sobre su futuro con el Principado apuntó, a preguntas de los periodistas, que “a nadie se nos esconde que Laboral pasaba por dificultades. Quizás los planteamientos que teníamos para salvar esas dificultades haya que revisarlos y replantearnos cosas”. Respecto a si el replanteamiento tiene que ser del presupuesto para el centro, respondió “de todo”.

Ayer por la tarde, se celebró una reunión extraordinaria, que estuvo presidida por la consejera de Cultura, Berta Piñán, acompañada por su director general, Pablo León. En calidad de vocales estuvieron Ana González y el presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Laureano Lourido. Asistieron además Alicia Ventura, de Gestión Arte Ventura, y Jaime Sordo, de Colección Los Bragales. Los dos figuran en el organigrama como benefactores y ambos anunciaron su marcha por la deriva del centro. Ventura vinculó esta mañana su decisión a la no renovación de Lucía García y de Karin Ohlenschäler. La salida de las dos responsables no es el único cambio que ha dado Laboral Centro de Arte en las últimas semanas. Tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA, hay que sumarle la cesión de una de las mayores naves del centro, un espacio de más de mil metros cuadrados al Clúster de la Industria Creativa Cultural y Audiovisual (ACICCA), que la empleará como plató.

La regidora municipal abundó en la defensa de su posición indicando que “Laboral Centro de Arte para mí significó una apuesta muy importante para que desde Asturias empezáramos a abrir nuestras posibilidades artísticas a la unión entre lo que podríamos llamar un arte más convencional y las tecnologías, por eso también era tan simbólica la unión con el Parque Científico y Tecnológico o con la Milla del Conocimiento Margarita Salas”, agregando que se ha convertido en uno de los centros referentes en arte y tecnología en Europa, poniendo como ejemplo el festival Lev, que deja de contar con el respaldo de la administración autonómica.

Ante las dificultades que arrastras desde hace años reiteró que “toca pararse y reflexionar sobre qué queremos que sea Laboral”, abogando por recuperar su esencia, de centro en el que se fusionan arte y tecnología. “Creo que el arte es una constante integración de nuevos lenguajes, de nuevas experiencias y eso es lo que ofrece Laboral, uniéndolo a los últimos desarrollos, desde la inteligencia artificial hasta el big data, etcétera”.

Respecto al enfoque que está dando el ejecutivo autonómico a Laboral, opinión que “no creo que el gobierno del Principado lo esté descuidando”, agregando que “una de las cosas que tiene el mundo de la cultura y el mundo del arte, es la riqueza y la diversidad y a veces atender todos los frentes no es fácil y menos en situaciones tan complejas como en las que tiene que gobernar el gobierno actual”.

Dicho eso, marcó posición sobre cuál debe ser a su criterio el futuro de Laboral Centro de Arte, que “no puede equipararse a otros centros de arte, a salas de exposiciones, a otros modelos que responden a otras finalidades. El problema es cuando pensamos que Laboral tiene que responder a finalidades para las que están pensados otro tipo de equipamientos y otro tipo de propuestas. Se trata de que nos sentemos, hablemos, cuál es el interés”.

Compartir el artículo

stats